El comercio legítimo se verá favorecido en la UE con la entrada en vigor del nuevo CAU

El comercio legítimo se verá favorecido en la UE con la entrada en vigor del nuevo CAU

El nuevo Código Aduanero de la Unión (CAU) “es una declaración de principios de lo que es la Aduana en la Unión Europea (UE)” cuya función es, principalmente, “contribuir a un comercio justo y abierto”. Así lo señaló ayer Josep Carles Llagostera, administrador de la Aduana de Barcelona, durante su intervención en el seminario técnico de aduanas organizado en Santiago de Chile en el marco de la misión empresarial del Puerto de Barcelona.

El CAU, que entrará en vigor el 1 de mayo de 2016, aclara que “la Aduana no tiene como objetivo la recaudación de impuestos”, sino que su meta es proteger los intereses financieros de la Unión Europea, así como protegerla del comercio desleal e ilegal, apoyando las actividades comerciales legítimas, mantener un equilibrio adecuado entre controles aduaneros y facilitar el comercio legítimo, explicó Josep Carles Llagostera.

Además, este nuevo CAU abre las puertas a que los Operadores Económicos Autorizados (OEAs) puedan efectuar determinadas formalidades cuya ejecución corresponda a las autoridades aduaneras, previa autorización por parte de éstas.

Sobre esta figura, Antonio Llobet, presidente del Colegio de Agentes de Aduanas de Barcelona, aseguró que “el OEA en Europa será la garantía de una logística sea rápida y eficiente” y explicó ante los profesionales chilenos que Europa ha apostado por abrir la figura del OEA no solo a los exportadores, como ha hecho el país del Cono Sur, sino a todos los operadores de la cadena de suministro, algo que Llobet considera un acuerdo ya que “es básico que la cadena logística se vaya completando a la vez, permitiendo que cualquier operador económico pueda ser OEA. Pensamos que Europa ha acertado en este sentido”.

Antonio Llobet recordó que el ser OEA ofrece una serie de interesantes ventajas, como la reducción del importe a garantizar del IVA a la importación, reducción de los controles aduaneros, prioridad en dichos controles o la posibilidad de proponer el lugar donde se realizarán los controles, entre otras. Y añadió que esta figura “permite no solo tener ventajas en la UE sino también en otros países con los que se han alcanzado acuerdos de reconocimiento mutuo”, como es el caso de Andorra, China, Estados Unidos, Japón, Noruega y Suiza. A estos países hay que añadir Singapur, Nueva Zelanda, Canadá y Sudáfrica, con quienes la UE está negociando en la actualidad.

Ventanilla

Otro de los temas que centró el seminario fue la Ventanilla Única Aduanera. Respecto a este proyecto, el administrador de la Aduana de Barcelona avanzó a los representantes del sector aduanero chileno algunos de los principales aspectos del que es uno de los dos grandes proyectos que, a nivel de Aduanas, se están desarrollando actualmente en la UE, junto con el CAU. Así, Llagostera señaló que con la Ventanilla Única Aduanera se pretenden eliminar algunos de los problemas de coordinación que existen actualmente y que dan como resultado los retrasos en el despacho de las mercancías, lo que deriva en un aumento de costes por permanencia, movimiento y manipulación de la misma.

El representante de la Aduana subrayó que algunos de los objetivos de este proyecto, que estará en marcha el próximo mes de enero, son conseguir un despacho más ágil al adelantar el control y evitar dobles controles sobre la misma mercancía en momentos diferentes; mejorar el análisis de riesgo, al anticipar la información y centralizarla; reducir costes logísticos y administrativos para el operador y permitir a la Administración optimizar los recursos humanos, además de contar con una base de datos única.

El pre-DUA será una de las piezas básicas de esta Ventanilla, pudiéndose presentar hasta 30 días antes de la llegada de la mercancía, y una de las principales novedades será la aparición del canal amarillo, que hace referencia a aquellas mercancías que están pendientes exclusivamente de los certificados de los servicios de inspección para obtener el levante. Si se pueden cruzar el DUA y los certificados de los Servicios de Inspección en Frontera (SIF), se podrá realizar el despacho automático de la mercancía, agilizándose así los procesos.

Cadenas eficientes

La inauguración del seminario corrió a cargo del presidente del Puerto de Barcelona, Sixte Cambra, quien resaltó la importancia de ofrecer a los operadores cadenas logísticas cada vez más ágiles y eficientes, para lo que es básica la colaboración con la Aduana.

Sixte Cambra recordó que el sello de calidad del puerto catalán, el Efficiency Network, incluye garantías respecto a los tiempos de las inspecciones físicas de las mercancías y subrayó que las empresas que cuentan con dicho sello de calidad han mejorado los tiempos de paso de la mercancía por el puerto un 30%. En este sentido, el III Plan Estratégico del Puerto de Barcelona, presentado a principios de este año, fija entre sus objetivos que el 90% de las inspecciones físicas de la Aduana se realicen en menos de 17 horas en el enclave.

En el seminario también participaron Verónica Echavarri, jefa de la división de Asuntos Internacionales del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) de Chile; Javier León Santibáñez, vicepresidente de la Cámara Aduanera de Chile AG; y Pere Padrosa, director general de Transportes de la Generalitat de Catalunya.

Fuente: Diario del Puerto

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*