Nuevas medidas de control en las aduanas españolas

Nuevas medidas de control en las aduanas españolas

El Ministerio de Hacienda ha aprobado reforzar las actuaciones de control de la importación y exportación de mercancías sujetas a controles adicionales o a prohibiciones específicas.

El miércoles 11 de marzo se ha publicado en el BOE el nuevo Plan Anual de Control Tributario y Aduanero de 2015 que contiene una referencia a las líneas de actuación de prevención y control del fraude más relevantes, refuerza las actuaciones desarrolladas en años anteriores e incorporan otras nuevas, en línea con el contexto económico-social y normativo en el que la Agencia Tributaria desarrolla su actividad.

Además de medidas para evitar el fraude fiscal, también se han fijado lasdirectrices para llevar a cabo los controles aduaneros y de productos objeto de Impuestos Especiales. Para ello, se intensificarán los controles en los recintos de aduanas, depósitos fiscales y almacenes, fábricas, etc.

En el caso concreto del control aduanero, la normativa de la UE establece laliquidación de los derechos de importación por parte de las autoridades aduaneras a partir de la presentación de una declaración por parte del operador, sobre la que la aduana puede realizar las comprobaciones necesarias para garantizar que el importe de los derechos se ajuste a las disposiciones vigentes.

Así, las actuaciones de control en el recinto aduanero se dirigen a evitar actividades irregulares organizadas para la reducción o eliminación de la tributación y permiten que los operadores ajusten su actuación en aquellos casos en los que puedan concurrir errores en la confección de sus declaraciones, traduciéndose todo ello en una reducción del fraude aduanero.

Igualmente, la introducción de mercancías procedentes de terceros países, junto a la obligación de pago de los derechos de importación, está sujeta a otras condiciones asociadas a la seguridad y protección de los ciudadanos y que tienen importancia creciente en la actividad aduanera en los países de nuestro entorno socioeconómico, en los que se produce una progresiva reducción de los aranceles exigibles pero una mayor exigencia en cuanto a las condiciones que han de cumplir las mercancías para que puedan ser importadas, evitando circunstancias potencialmente peligrosas para la salud de los consumidores o el medio ambiente.

Por ello, se reforzarán las actuaciones de control de la importación y exportación de mercancías sujetas a controles adicionales, cuando no a prohibiciones específicas, como alimentos, medicamentos, material radiactivo, productos o residuos peligrosos, etc.

También se llevarán a cabo actuaciones integrales de control sobre los productos vinculados a un depósito aduanero o a un depósito distinto del aduanero, mediante el seguimiento de los movimientos de mercancías en los establecimientos autorizados, y actuaciones de comprobación y reevaluación del cumplimiento de las condiciones de acceso al estatus de Operador Económico Autorizado, OEA o a procedimientos de declaración simplificada, entre otras.

Fuente: Cadena de Suministro

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*