España paga el doble que Alemania por construir sus carreteras

España paga el doble que Alemania por construir sus carreteras

Un informe del Tribunal de Cuentas Europeo duda sobre la correcta aplicación de los fondos de cohesión.

España paga prácticamente el doble que Alemania por construir sus carreteras, según se desprende del informe “¿Se gastan correctamente los fondos de la política de cohesión de la UE destinados a las carreteras?” que ha hecho público el Tribunal de Cuentas Europeo, que precisa que “no existen pruebas” de que estas diferencias se deban a los costes de mano de obra.

El informe, que recoge Europa Press, analiza 24 proyectos financiados con fondos de Cohesión y Feder en los que se invirtieron unos 3.000 millones de euros de los más de 65.000 millones que la UE ha destinado a este objetivo entre 2000 y 2013 (8.558 millones a España, el tercero que más recibió). El organismo fiscalizador ha seleccionado únicamente proyectos de Alemania, Grecia, Polonia y España, al aglutinar estos cuatro estados el 62% de los recursos.

El Tribunal destaca que existen “diferencias significativas en el coste” entre países. Alemania es el país más competitivo, al tener un coste medio total por cada mil kilómetros de 287.043 euros, que se quedan en 171.868 euros si se tiene en cuenta la construcción y en 87.217 euros si sólo se mira la calzada. España, por contra, es donde se paga más: hasta 496.208 euros medios de coste total, 369.501 euros de coste medio de construcción y 160.694 euros por coste medio de calzada, la única categoría en la que no es el país más caro, al quedar por delante de Polonia (163.370 euros).

Ante estos datos, el Tribunal de Cuentas Europeo recomienda que la UE sólo cofinancie proyectos en función de la existencia de “objetivos claros con sus correspondientes indicadores del tiempo de transporte ahorrado, mejora de la seguridad vial y de la capacidad y efectos concretos en la economía”. “Más grande no siempre significa mejor. Las autopistas sólo deben financiarse con fondos de la UE cuando exista una clara necesidad”, afirma el responsable del informe, Harald Wögerbauer.

También sugiere a la Comisión Europea (CE) que analice las “considerables diferencias” de precio de las obras y promueva un intercambio de las mejores prácticas para que todos los estados apliquen las soluciones técnicas “óptimas” basadas en previsiones de tráfico “fiables”, y plantea la posibilidad de crear una base de datos para toda la UE sobre costes unitarios para que los ingenieros que redactan los presupuestos para nuevos proyectos los usen de referencia y contribuyan así a que “los beneficiarios reduzcan los precios en las contrataciones públicas”.

Fuente: elvigia.com

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*