Biladu se convierte en la primera transitaria de Bizkaia en recibir la acreditación OEA

Biladu se convierte en la primera transitaria de Bizkaia en recibir la acreditación OEA

Biladu, S.A., empresa que desarrolla su actividad como agencia de aduanas, transitaria y operador logístico, ha obtenido con fecha 13 de julio la certificación que le acredita como Operador Económico Autorizado (OEA) con alcance para sus oficinas de Bilbao, donde tiene su central, Valencia y Santander. De esta forma, Biladu, que ha recibido la acreditación en su triple modalidad de Simplificación Aduanera, Protección y Seguridad, se convierte en la primera transitaria de Bizkaia en gozar del estatus OEA.

“Creemos que la acreditación de la empresa como OEA nos va a aportar una mayor calidad a la hora de trabajar”, asegura el director de Biladu en Bilbao, Txomin Pérez, quien recuerda que cuando se planteó la idea de lograr la acreditación, hace alrededor de un año, el planteamiento inicial era hacerlo únicamente en la modalidad de Simplificación Aduanera “aunque vimos enseguida que la Seguridad y la Protección eran también tremendamente importantes para el mercado de EE.UU., donde estos apartados son vitales”, por lo que finalmente se inició el proceso para lograr la acreditación en su triple vertiente.

Pérez destaca la mentalidad, la motivación y la implicación de la empresa y el personal como las claves principales para culminar con éxito un proceso que califica como “dificultoso”. “Teníamos claro que una empresa como Biladu debe ir en todo momento por delante del mercado con la finalidad de dar cobertura en todos los campos y en cualquier sector, como es el caso de la actividad transitaria, que venimos ampliando y reforzando en los últimos tiempos”.

Factores y ventajas
Otro factor clave, que junto a la mentalidad y visión de futuro de la empresa, explica esta decisión de emprender el camino del OEA es su cartera de clientes de empresas multinacionales estadounidenses, “que creemos van a saber apreciar este esfuerzo que hemos realizado, tanto económico, como de dedicación en tiempo, controles, personal, etc.”.

A juicio de Txomin Pérez y Marcos Gómez, director y director comercial, respectivamente, de Biladu, el OEA “es una buena herramienta comercial para afianzar clientes y conseguir otros nuevos” y supone un importante esfuerzo, “sobre todo de mentalización del personal de la empresa”. “Hay que tener la mente abierta para adaptarse y ver lo positivo de esta figura ya que no todo el mundo quiere o puede dedicar recursos económicos y humanos a su obtención”, argumentan. En el caso de Biladu, “si sale alguna otra posibilidad que pueda ayudar a crecer tanto a nuestra empresa como a los clientes que confían en nosotros, sin duda ninguna estaremos ahí”.

Respecto a las ventajas de su nuevo estatus OEA con relación a la situación anterior, los responsables de Biladu explican que se trata de ventajas “teóricas y generales”. “En estos momentos, -dice Pérez- la ventaja competitiva, en teoría, son los menores controles físicos y una mayor atención de la Administración a nuestras peticiones”. “Desde luego, tanto los clientes actuales como los futuros, van a saber apreciar nuestro estatus OEA”, señala, antes de pedir a la Administración que les corresponda a partir de ahora “en la misma medida que el esfuerzo que hemos realizado para lograr ser OEA”.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.