APB y Gran Europa constituirán la sociedad de la terminal de Yunquera

APB y Gran Europa constituirán la sociedad de la terminal de Yunquera

La Autoridad Portuaria de Barcelona (APB) y Gran Europa constituirán la próxima semana la sociedad que gestionará la nueva terminal ferroviaria interior de Yunquera de Henares (Guadalajara), según avanzó ayer Sixte Cambra, presidente de la APB, durante un encuentro con la prensa especializada.

La puesta en marcha de esta terminal tiene como objetivo reforzar la presencia del enclave en la zona centro, así como sumarse a la red de terminales que el Puerto de Barcelona está desarrollando en la zona sur de Europa para ampliar su hinterland.

La APB firmará con Gran Europa la próxima semana la creación de la sociedad Terminal Marítima Centro, en la que el puerto catalán tendrá una participación del 49 por ciento y el 51% restante estará en manos del promotor logístico.

En el mismo acto, el Puerto de Barcelona firmará la adquisición de acciones del Puerto Seco Azuqueca de Henares, parte de las cuales están en manos de Cilsa, gestora de la Zona de Actividades Logísticas (ZAL) del enclave marítimo, y parte en manos de Gran Europa. Sixte Cambra precisó que, tras esta adquisición, el Puerto de Barcelona tendrá algo más del 36% de este puerto seco, Gran Europa contará con el 51% de la sociedad y el resto permanecerá en manos de los puertos de Bilbao y Santander.

Esta es una de las principales novedades del Puerto de Barcelona en cuanto a infraestructuras. Esta instalación portuaria se encuentra en un punto “muy importante”, según Cambra, ya que se trata de “la culminación de un gran esfuerzo inversor para lograr que el Mediterráneo gane cuota de mercado en Asia, que es el gran reto global, más allá de la competencia diaria con otros puertos del Mediterráneo”.

Accesos terrestres
Otro de los temas clave para el puerto es desbloquear la construcción de los nuevos accesos viarios y ferroviarios, una de las piezas básicas en la estrategia de la APB para actuar como gran hub logístico. El responsable portuario reiteró su “gran preocupación” por esta incertidumbre y añadió que “esto nos obliga a buscar soluciones provisionales para tener los accesos listos en el muelle Prat cuando la nueva terminal empiece a funcionar”.

Sin embargo, pese a esta preocupación, Sixte Cambra se comprometió a “que la terminal Prat esté conectada por ferrocarril en junio o julio de 2012”.

Para ello, la APB estudia diversas soluciones que, como avanzó el miércoles este Diario, pasan por un lado por unir la nueva terminal de contenedores de Tercat-Hutchison con TCB en ancho UIC y, por otro, desdoblar las vías de la calle 4 en doble ancho para unir la terminal Prat con la estación de Can Tunis, previo acuerdo con el ADIF para realizar las conexiones necesarias.

Pero estas soluciones son provisionales y el Puerto de Barcelona va a seguir presionando al ministerio de Fomento para que se agilicen los accesos definitivos. “Necesitamos acuerdos políticos de todas las administraciones implicadas para sumar fuerzas a nivel de instituciones y también con las diferentes entidades representativas del tejido empresarial”, explicó Sixte Cambra, quien avanzó que ha llevado a cabo gestiones en este sentido que han tenido “una receptividad totalmente positiva”.

El presidente del enclave subrayó que los accesos “deben ser un tema de alta sensibilidad entre la sociedad catalana, como en su día lo ha sido la gestión y el enfoque estratégico del Aeropuerto de Barcelona”.

Nueva terminal
Sixte Cambra también reiteró su intención de finalizar el proceso de adjudicación de la nueva terminal de short sea shipping del muelle de Costa antes del mes de agosto. El puerto tiene sobre la mesa dos propuestas, una de Atlantica Spa di Navigazioni, de Grimaldi, y otra de Baleària Eurolíneas Marítimas.

Además, se está estudiando el uso que se dará en un futuro a los pocos espacios que quedan sin ocupar en la zona más antigua del puerto comercial. “A medio plazo se puede sacar a concurso alguna terminal y hay que ver también qué pasa cuando se libere el espacio del muelle Príncep d’Espanya”, una vez que Tercat-Hutchison se traslade a su nueva ubicación en el muelle Prat.

En cuanto al espacio que ocupaba la terminal del grupo Contenemar en el muelle Adossat, una vez que acaben los procesos judiciales sobre el cierre de éste “será Terminal Port Nou quien ocupe este espacio, dejando liberados los terrenos que ocupa en la actualidad y que se convertirán en un pulmón para el crecimiento de los cruceros”, indicó Sixte Cambra.

La recuperación de los terrenos de Contenemar ha permitido al puerto “cancelar el proyecto de ampliación del muelle Adossat para el traslado de Port Nou. Esto ha significado reducir en un 15% el plan de inversiones en esta zona y también ha favorecido a Terminal Port Nou, porque el coste de trasladarse a las antiguas instalaciones de Contenemar es menor que el de moverse a un nuevo espacio que sería necesario adecuar para la operativa portuaria”, concluye el presidente del Puerto de Barcelona.

Cuatro millones de TEUs en el año 2015
El Puerto de Barcelona alcanzará un tráfico de dos millones de TEUs este año y espera lograr los cuatro millones en 2015. Estas son las previsiones que manejan los responsables de la autoridad portuaria catalana y que se intentarán conseguir desarrollando una intensa labor comercial.

En tres o cuatro años, las cifras de tráfico tienen que justificar plenamente las inversiones que se han llevado a cabo”, explicó el presidente del Puerto de Barcelona. Unas inversiones muy importantes que, como recordó Sixte Cambra, han sumado unos 3.000 millones de euros en los últimos diez años y que van a suponer el desembolso de otros 1.000 millones, aproximadamente, hasta el año 2014.

Sobre la estrategia comercial del puerto, Cambra explicó que “es básico que toda la organización trabaje mirando al mercado. Hay que mentalizar a todos los departamentos de la autoridad portuaria de que la prioridad es el servicio”.

El nuevo impulso que la Autoridad Portuaria de Barcelona quiere dar a sus políticas comerciales no se traducirá, por el momento en cambios en la organización. “Por ahora, no se han decidido cambios en este sentido”, precisó el presidente portuario”.

Dentro de esta estrategia comercial, la autoridad portuaria catalana tiene previsto protagonizar, el próximo mes de noviembre, una misión comercial en Turquía, cuyas fechas exactas se conocerán tras la última reunión del Consejo Rector del puerto, prevista para el día 30 de mayo.

Además, el puerto estará presente, como es habitual, en distintas ferias aunque esta presencia seguirá “una línea menos institucional, con stands más comerciales” y potenciando la presencia de la comunidad portuaria.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.