Entrevista al Presidente del Colegio de Agentes de Aduana

Entrevista al Presidente del Colegio de Agentes de Aduana

Si realizamos un balance del año 2009, ¿qué asuntos cree que han ido mejor, qué ha sido lo peor?
Creo que dentro de la crisis que está pasando todo el sector nos hemos ido defendiendo en lo que hemos podido. Desde el punto de vista del Colegio, hemos seguido trabajando firmemente y hemos realizado diversas iniciativas, sobre todo en el ámbito de la formación de nuestros agentes de aduanas y de los empleados de nuestras empresas. Es una labor muy importante.
Dentro del plan formativo ha habido muchas sesiones para los agentes titulares y otras muchas para los trabajadores.

Desde el Colegio de Agentes de Aduana ¿Qué espera de cara a este 2010? ¿Cuál es su previsión?
De entrada, que suba un poco el tráfico porque el hecho de que haya bajado en Barcelona del orden del 30% –en contenedores– es una cifra muy negativa, y si no nos volvemos a poner en un estadio superior las cosas irán mal. Si volviéramos a cifras de 2007 o 2008 las cosas irían mucho mejor.
Desde el punto de vista del Coacab, seguiremos dando toda clase de servicios a nuestros colegiados, y su satisfacción es muy importante para nosotros.

Con el nuevo año ha habido o habrá un cambio en la legislación que afectará a los órganos colegiados…
Sí, hay diferentes asuntos que están por resolver entre ellas la Ley de los Colegios Profesionales que aún está por decidir y, de hecho, estamos revisando una encuesta que nos ha remitido el ministerio de Economía y Hacienda sobre el sistema de funcionamiento de los colegios.
Es un asunto en ebullición porque la Directiva de Servicios de la Unión Europea está modificando muchos apartados. Intentan ganar en practicidad pero, en algunos casos, hacer el trabajo de una forma más práctica no es conveniente porque supone una desregularización que no siempre es positiva.

Para cumplir con la nueva legislación, durante este año se deben modificar los estatutos del Colegio, lo que llevará a la convocatoria de las elecciones a la presidencia que fueron pospuestas el año pasado, ¿Para cuándo prevé la convocatoria?
Ahora mismo la modificación estatutaria se está tramitando. Desde el Colegio debemos enviar nuestra propuesta y llegar a un acuerdo con el ministerio correspondiente. Va mucho más lento que el calendario que se habían puesto en el propio ministerio, pero las cosas deben hacerse bien.
A efectos prácticos, las elecciones del Colegio estarán prorrogadas hasta final de este año.

Entrando de lleno en el Operador Económico Autorizado (OEA)…
Es muy importante. Estamos cada día más focalizando nuestro trabajo en la Europa de los 27. Desde el Colegio asistimos a muchas reuniones en el extranjero y vemos que los responsables de la Comisión Europea que están en el ramo de las Aduanas tienen interés –desde el año 1992– en poner en vigor esta figura.
Desde el Colegio ayudaremos a toda aquella empresa que nos pida nuestra colaboración, pero siempre teniendo en cuenta que es la Administración Aduanera Española la que otorga los títulos OEA y la que vela por la excelencia del sistema.
Ahora mismo desde el Coacab se están tramitando más de 40 certificados y, de hecho, la mayor parte de los ya existentes en España se han realizado aquí.
El Operador ofrece ya ciertas ventajas a las empresas que ya disponen del certificado, pero durante este año todavía habrá más, con la finalidad de animar a las empresas a mejorar todos los procesos.
Lo que debe quedar claro es que el OEA no es un producto para multinacionales, ya que normalmente hay más pequeñas y medianas empresas que logran la excelencia que las más grandes.

Entiendo que desde el Colegio se seguirá animando a las empresas a obtener el certificado.
Sin duda. Apostaremos por el OEA, y no sólo prestamos ayuda a las empresas interesadas en Barcelona, sino también nos han venido empresas de otras provincias a pedirnos consejo sobre cómo llevar a cabo el proceso para su obtención.
En España el único colegio que ha apostado de forma decidida por el OEA ha sido el de Barcelona, como en su día hicimos con la aplicación de la tecnología para facilitar telemáticamente los procesos aduaneros. Y tenemos clientes en todo el país.
Con este sistema los agentes deben presentarse ante los inspectores de la Administración aduanera sólo en caso que haya un “circuito rojo”.

Sobre el convenio colectivo para el sector, actualmente se sigue discutiendo con los sindicatos la mejor solución. ¿Cuándo prevé que haya una respuesta y entre en vigor?
La última noticia que tenemos es que es un asunto que siguen tratando para llegar a un acuerdo, aunque estamos cerca de conseguirlo.
Lo digo también en relación a que hace ya varios años se está hablando de una posible fusión entre la asociación de transitarios de Barcelona y el Coacab…
Tenemos muy buena relación con Ateia Barcelona –de hecho, muchos de los miembros del Colegio lo son también de la asociación de transitarios–. Nosotros, en su momento, habíamos abogado por un acercamiento con Ateia. Teniendo una única sede se podrían mejorar temas de gestión y de contabilidad para no duplicar los gastos. Después se enfrió un poco y estaríamos encantados en volver a reanudar las conversaciones, ya que siempre estamos abiertos a sumar.

Respecto a los aspectos de calidad uno de los asuntos importantes es el funcionamiento del PIF…
Tengo que decir que ha mejorado mucho desde que está comandado por Marta Vallés. Además, tenemos la gran suerte de que la actual subdelegada del Gobierno en Barcelona, Montserrat García Llovera, ha entendido desde el primer momento que el PIF está ofreciendo un servicio esencial y es importante que el importador pueda realizar los controles de sanidad, de farmacia… sin tener la mercancía demasiado tiempo parada para no perder competitividad.

Si desde el Colegio tuviera que hacer la carta a los Reyes Magos, ¿qué le pediría a la Autoridad Portuaria de Barcelona?
De entrada, seguir trabajando como se ha hecho hasta ahora y ponernos de acuerdo en muchas de las facetas de trabajo fijo: La mejora del sistema del PIF, mejorar el sistema del escáner, añadir una nueva manera de pedir documentación a través de usos telemáticos, la rebaja de las tasas… Pero, en general, el trabajo conjunto realizado por la comunidad portuaria está siendo muy positivo.

Fuente: http://www.elvigia.com/
Daniel Molero
Barcelona

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.