Brotes verdes en el sector de la carga aérea internacional

Brotes verdes en el sector de la carga aérea internacional

Se tocó suelo en octubre, llegó una ligera recuperación en noviembre y se “disparó” literalmente el crecimiento en diciembre. Ese el resumen del último trimestre de 2009 para el sector de la carga aérea, un ejercicio que ha terminado con unos evidentes brotes verdes que, eso sí, radican única y exclusivamente en la carga internacional. La nacional sigue en las profundidades abisales.

El tráfico internacional de mercancías en los aeropuertos españoles completó en diciembre un extraordinario registro para la coyuntura en la que nos encontramos y con 42, 66 millones de kilos se situó en +30, 9%. Esto colocó a diciembre de 2009 para la carga aérea internacional como uno de los mejores diciembres de la última década, contribuyendo decisivamente al crecimiento del 16, 9% que experimentaron los tráficos de mercancías en los aeropuertos españoles en el último mes del año.

Esta cifra no fue superior porque la carga nacional sigue metida de lleno en su particular calvario. 13, 8 millones de kilos y una caída del 12, 1% en diciembre explican el lastre que representan estos tráficos y, sobre todo, evidencian cómo mientras las principales economías del mundo han salido de la crisis, España sigue con la recesión. Las primeras tiran de la carga aérea que transita por España; la segunda frena el despertar y una plena consolidación de los brotes verdes.

El cierre de año es tremendamente llamativo, por ejemplo, en el Aeropuerto de Madrid-Barajas, con un crecimiento en diciembre del 22, 9%, o en Barcelona, con +15, 2%, o incluso Vitoria, con +10, 9%. Zaragoza, en su línea del año, incrementó sus tráficos un 80, 5%.

Sólo en diciembre se movió en los aeropuertos españoles el 10% de la carga aérea manejada a lo largo de todo el año.

En cualquier caso, este excelente sprint final apenas puede maquillar el nefasto 2009, que, eso sí, ha estado a punto de cerrarse con un ratio de crecimiento de un sólo dígito, algo impensable cuando a comienzos de año se caía un mes sí y otro también por encima del 20%.

Finalmente, el año 2009 se ha cerrado con 564, 73 millones de kilos, lo que supone un 10, 3% menos.

Zaragoza
Entre los veinte primeros aeropuertos por volumen de mercancías sólo ha habido uno que ha cerrado el ejercicio en positivo, Zaragoza, y además con un crecimiento del 72, 3%, consolidándose como el tercer aeropuerto carguero de España.

En el resto de aeropuertos de interés general todo han sido números rojos, siendo las caídas más importantes las de Alicante (-46, 5%), Vigo (-46, 2%), Tenerife Sur (-37, 3%), Fuerteventura (-29, 7%) y Málaga (-29, 1%).

Es curioso que el aeropuerto que menos ha descendido haya sido Madrid con 302, 79 millones de kilos y un -8%, cifra cuya impacto en los tráficos totales es, sin embargo, enorme, pues un año más Barajas siguió manejando más del 50% de la carga aérea que se mueve en España.

Barcelona, en segundo lugar del ranking, descendió al final un 13, 6%, con un movimiento total de 89, 81 millones de kilos.

En cuarto lugar se situó Vitoria, con 27, 38 millones de kilos y un descenso del 21, 7%.

El quinteto de cabeza se completa con Gran Canaria, con 25, 99 millones de kilos y un descenso del 22, 9%.

Valencia y Bilbao
Por lo que respecta a los demás aeropuertos, hay que hablar de Valencia, que creció un 17, 6% en diciembre pero al final cayo en 2009 un 26, 4% con 9, 8 millones de kilos; y de Bilbao, con una caída del 0, 8% en diciembre y de un 15, 3% en 2009 con un total de 2, 69 millones de kilos.

Tradicionalmente, en los últimos años en el mes de enero se ha repetido la misma tendencia marcada en los últimos meses del ejercicio anterior, por lo que se espera que 2010 comience también con un dato positivo para el sector de la carga aérea.

¿Y si realmente hubiera una recuperación?
La pregunta que se hace ahora mismo el sector de la carga aérea en España, a tenor del final de año vivido, es evidente y generalizada: ¿Y si estuviéramos al principio del fin? ¿Y si esto fuera realmente un cambio de tendencia? ¿Y si realmente hubiera una recuperación?

Pues bien, la respuesta, todavía, nadie la sabe y, lo mejor, nadie se atreve a responderla, máxime cuando los grandes analistas económicos auguran un también nefasto 2010 y, una de las teorías económicas que empiezan a cobrar fuerza es que, tras el primer gran batacazo y una ligera recuperación, la economía mundial va a sufrir un nuevo frenazo brusco.

Lo cierto es que el transporte aéreo de carga es en España el primer sector que ha apuntado hacia la recuperación y el primero que ha obtenido ratios mensuales positivos.

No hablamos ya de tocar suelo, sino de empezar a recuperar terreno. Ciertamente estos datos se producen justo cuando comparamos los peores meses de la crisis, noviembre y diciembre de 2008, pero hay que tener en cuenta que no estamos ya hablando de repetir los datos de ese periodo, sino de crecer e incluso con una, por qué no decirlo, “espectacular” cifra de dos dígitos en diciembre: +16, 9%.

Bien es cierto que, como se ha señalado, la clave es el mercado internacional y que el mercado nacional sufre una profundísima depresión. Aún en el peor periodo de comparación se cayó, por ejemplo en diciembre, un -12, 1%, cifra también “espectacular” si tenemos en cuenta el largo camino ya recorrido en esta interminable crisis.

Son por tanto estos datos esperanzadores para el sector de la carga aérea pero nada buenos como indicadores para la economía española en su conjunto, pues la demanda interna sigue totalmente parada. Los mercados como el de Baleares y Canarias, motores de la carga aérea nacional, sigue cayendo, lo que significa que el tejido productivo nacional no se mueve. El mundo, por tanto, avanza. España, en cambio, por lo menos a tenor de lo que se observa en los datos de tráfico aeroportuario, sigue más bien parada.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.