Los transitarios muestran cautela ante una posible recesión en 2008

Los transitarios muestran cautela ante una posible recesión en 2008

Tras una etapa de bonanza económica parece que los rumores de recesión y crisis económica están haciendo que el sector de los transitarios estén expectantes ante lo que les deparará este 2008. Al menos, esto es lo que parece atendiendo a las declaraciones de algunas empresas del sector ubicadas en el ZAL de Barcelona.

Aún así, ninguna empresa quiere pensar que el año será catastrófico, y prefieren “ver que sucederá” como afirma Pere Anglada de Jas Forwarding. Otros prefieren ver el vaso medio lleno y simplemente se atreven a decir que “parece que los expectativas no son tan buenas”, como es el caso del responsable de  Overbooking Cargo, Antoni Llobet.

Pero ante los comentarios negativos siempre hay quien prefiere pensar en positivo y o bien esperan “que sea un buen año” como es el caso del director de ABX Logistics, Helmut Stetter, quien además está ampliando almacén con lo que quiere decir que “queremos hacer más negocio” o directamente estiman que “en general nuestras expectativas son buenas” como desea Emilio García Ibáñez desde J. Gilbert SL.

El primer semestre fue bueno
Las razones de estas valoraciones son las noticias que corren y resultados de los últimos meses del pasado año 2007, que si bien todos coinciden en asegurar que fue un buen año, empezaron a ver indicativos de que la cosa para el presente ejercicio no serían iguales.

La mayoría de ellos separa el balance del pasado año en dos mitades. En la primera mitad la demanda seguía siendo regular. Pero tras el verano el negocio “no acabó de repuntar como en años anteriores”, explica García Ibáñez; y Stetter, parece ratificarlo al matizar que “el año empezó bien hasta verano, después notamos una cierta irregularidad”.

Incluso desde Overbooking Cargo, se consideró que 2007 fue “un buen año” e incluso dicen que “no hemos detectado morosidad”, admiten que en el último trimestre “el trabajo ha bajado”. Estas cifras las justifican sobretodo por las últimas perspectivas económicas que parecen resultar “no tan buenas” como afirma Llobet. Todo está en suspense parece ya que “hay nubes en el horizontes”, como vislumbra Stetter, y eso provoca que todos estén a la expectativa.

Varios analistas auguran una relentización de la economía, las cifras macroeconómicas no son halagüeñas y no se sabe si habrá crisis o no, “pero aun es pronto y habrá que esperar” como aprecian los transitarios.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.