Las principales navieras de contenedores descartan por ahora usar la ruta del Ártico

Las principales navieras de contenedores descartan por ahora usar la ruta del Ártico

Maersk, MSC, Cosco, CMA CGM y Hapag Lloyd esgrimen motivos medioambientales y operativos para evitar esta nueva ruta creada por el cambio climático

El deshielo que está sufriendo el Ártico como consecuencia del calentamiento global ha abierto la posibilidad de utilizar una ruta por el Mar del Norte para reducir el tiempo de viaje de los servicios de transporte de contenedores entre Europa y Asia. Sin embargo, las cinco mayores navieras del mundo por capacidad de transporte de contenedores (Maersk, MSC, Cosco, CMA CGM y Hapag Lloyd) han descartado, por el momento, el uso de esta ruta por motivos medioambientales y de viabilidad operativa. En la actualidad, esta ruta sólo es navegable en ciertas épocas del año, producto del deshielo provocado por el cambio climático, y los costes de utilizarla son muy elevados.

Se trata de una posición común de cinco navieras que aglutinan hasta el 64,5% de la capacidad mundial de transporte de contenedores por vía marítima, según datos de Alphaliner. La primera de las compañías en anunciar su decisión de evitar la ruta del Ártico ha sido CMA CGM. Su presidente, Rodolphe Saade, hizo público el compromiso de la naviera francesa a través de las redes sociales, “una decisión audaz para preservar el Ártico, una reserva mundial de la biodiversidad y regulador de las corrientes y del clima”, escribió en su cuenta de Twitter. Saade añadió que han tomado este camino “para satisfacer las necesidades de nuestros empleados y clientes, pero, sobre todo, para el futuro, para nuestros niños”. La iniciativa fue respaldada por el presidente francés Emmanuel Macron, que al comienzo de la cumbre del G-7 celebrada en Biarritz a finales de agosto, alabó la posición de la naviera y apuntó que esta ruta “nos matará al final”. Macron reconoció que la ruta ártica “bien podría ser más rápida, pero es consecuencia de nuestra irresponsabilidad pasada”.

La ruta del Ártico solo es navegable en ciertas épocas del año, lo que dificulta la planificación operativa

Hapag Lloyd se ha unido a esta decisión a principios del mes de octubre. Su director de Sostenibilidad, Jörg Erdmann, ha afirmado que la compañía naviera “no va a usar la ruta del Ártico para sus servicios, ni hay planes de hacerlo en el futuro”. Erdmann ha destacado que mientras “no haya garantías de que esta ruta se pueda utilizar sin un impacto negativo para el medio ambiente, el uso de la misma está fuera de discusión para Hapag Lloyd”. El director de Sostenibilidad de la naviera también ha señalado que la importancia “de esta ruta para el transporte de contenedores sigue siendo muy limitada, porque la ventana de tiempo en la que se puede navegar por la misma sigue siendo relativamente estrecha, por lo que usarla regularmente sería bastante difícil en la actualidad”.

Las razones medioambientales han llevado a Mediterranean Shipping Company (MSC) a anunciar recientemente que rechaza el uso de la ruta del Ártico. La compañía suiza ha afirmado que se va a centrar en mejorar el desempeño ambiental en las rutas comerciales globales existentes. Desde MSC han manifestado que la ruta del Mar del Norte “se encuentra completamente en aguas árticas y ha sido probada por otras navieras que buscan aprovechar el deshielo debido al calentamiento global”. Sin embargo, “un aumento en el tráfico de contenedores en el Ártico podría dañar la calidad del aire y poner en peligro la biodiversidad de los hábitats marinos intactos, un riesgo que MSC no está dispuesto a asumir”. El presidente y director ejecutivo de MSC Group, Diego Aponte, ha señalado que MSC “considera que la desaparición del hielo del Ártico es profundamente inquietante” y “nuestra industria debe centrar sus esfuerzos en limitar las emisiones ambientales y proteger el medio marino en las rutas comerciales existentes”.

Navieras como Maersk y Cosco han realizado viajes de prueba para analizar las ventajas e inconvenientes de la ruta del Ártico

En el caso de la naviera danesa Maersk, ha realizado alguna prueba para usar esta ruta del Ártico y explorar sus posibilidades comerciales. El portacontenedores ‘Venta Maersk’ realizó un viaje de prueba entre Corea del Sur y Alemania utilizando esta ruta en 2018. El ‘Venta Maersk’ es un portacontenedor feeder Ice Class 1ª, diseñado para navegar en las aguas del mar Báltico. Partió de Busan (Corea del Sur) el 22 de agosto del año pasado y arribó a Bremerhaven (Alemania) el 20 de septiembre. Sin embargo, fuentes de la naviera consultadas por El Mercantil han afirmado que siempre trabajan “todo lo posible para minimizar el impacto negativo en el entorno de nuestras operaciones, con la debida atención a cualquier entorno sensible”. Ahora bien, “actualmente no vemos la ruta del Mar del Norte como una alternativa comercial viable a las rutas Este-Oeste existentes”.

La naviera china Cosco también ha realizado pruebas en el pasado para el uso de la ruta del Ártico como alternativa a las actuales rutas comerciales Este-Oeste. El pasado mes de septiembre, el buque ‘Tian En’ de Cosco Specialized Carriers, navegó desde el puerto chino de Lyanyungang hasta el enclave holandés de Eemshaven a través del Ártico. El cargamento que transportaba este buque fue de equipos de energía eólica con destino a Francia. La compañía china, sin embargo, no considera viable el uso de esta ruta para el transporte de contenedores, ya que, según han explicado fuentes de Cosco, “no la consideramos una opción viable a futuro, ya que es navegable solo la mitad del año y eso dificulta la planificación operativa de los servicios”.

Fuente: El Mercantil

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.