ASTIC cree discriminatoria la implantación de una nueva tasa en UK

ASTIC cree discriminatoria la implantación de una nueva tasa en UK

ASTIC, Asociación del Transporte Internacional por Carretera, considera que la implantación de una nueva tasa en el Reino Unido, que afectará de facto únicamente a los transportistas extranjeros, es injusta y discriminatoria, ya que obliga a soportar el coste de las infraestructuras por parte de algunos de los usuarios.

Esta tasa por uso de infraestructuras en la modalidad de pago por tiempo, que el Reino Unido pretende poner en funcionamiento a partir del 1 de abril de 2014, se suma a la proliferación de las “euroviñetas” en todo el continente europeo, algo que es especialmente perjudicial para el transporte por carretera, y, por ende, para el comercio y la economía en general.

ASTIC considera totalmente discriminatorio que esa tasa tan sólo repercuta sobre los transportistas extranjeros, ya que aquellos matriculados en el Reino Unido verán como dicha tasa se incluye en el VED (Vehicle Excise Duty, el impuesto sobre el uso de vehículos) que se reducirá en la misma cantidad, haciendo que los operadores de dicho país no experimenten un aumento en la cantidad total que deben pagar.

La asociación es consciente de que la directiva europea 1999/62 reconoce que los Estados tienen la facultad de establecer ciertas compensaciones a estas tasas, pero en todo momento debe hacerse sin que vaya en contra de lo previsto en los artículos 107 y 108 del Tratado de Funcionamiento de la UE, que prohíben todo tipo de ayudas que vayan en contra de la competencia.

Es evidente a juicio de ASTIC que el Reino Unido no está cumpliendo con estos artículos y que los transportistas extranjeros deberán soportar una carga impositiva de la que se verán liberados los británicos, por lo que ASTIC presentará una denuncia a la Comisión Europea y pide a las autoridades españolas que comprueben si esta nueva tasa es discriminatoria para los transportistas extranjeros.

Ramón Valdivia, director general de ASTIC, ha declarado que “nos oponemos a esta modalidad de repago como a cualquier otra que la creatividad recaudatoria trate de implantar, creemos que desde el Reino Unido se está atentando contra la libre competencia de las empresas de transporte en la Unión Europea, uno de los principios básicos que mueven la economía de la zona común. Solicitaremos de nuestras autoridades que estudien las posibilidades de defender los interés del sector del transporte por carretera en España dentro de la Unión”.

Alerta contra los posibles excesos en el aumento de controles en Francia

Por otro lado, ASTIC ha alertado de los posibles excesos de control que pueden sufrir las empresas de transporte no francesas que circulen por territorio galo tras hacerse pública la firma de un acuerdo entre el ministro responsable del transporte en el país vecino, Fréderic Cuvillier, y seis ministerios más de su Gobierno para reforzar los controles relativos al transporte por carretera en su territorio en el marco trienal (2013-2015) de su programa de lucha contra la competencia desleal y el llamado “dumping social”.

La Asociación quiere dejar patente su apoyo al cumplimiento de la legalidad europea y reconocer el derecho que asiste a los países miembros de la UE para legislar en contra de la competencia desleal, si bien alerta contra un posible rigidez de las medidas a aplicar y un exceso de control a las empresas de transporte que no sean francesas. ASTIC teme que, vistos los antecedentes, esta medida pueda transformarse en una persecución más o menos descarada contra empresas competidoras de otros países, por lo que insta a las autoridades españolas y a la propia IRU a permanecer vigilantes ante la aplicación de esta instrucción.

La instrucción interdepartamental expedida a los prefectos franceses prevé que los controles persigan el cabotaje ilegal, el empleo ilegal y velen por el cumplimiento de las regulaciones relativas a tiempos de conducción y descanso, entre otras. El propio ministro francés ha advertido que reforzará la eficacia de las normas que protegen a las empresas y trabajadores franceses y las sanciones administrativas para conseguir un efecto disuasorio.

ASTIC ha resaltado la coordinación y determinación existentes entre las autoridades francesas a la hora de defender al sector del transporte de su país.

Ramón Valdivia, director general de ASTIC, asegura que “siento envidia sana de la coordinación que han mostrado los organismos vecinos. En ASTIC tendemos la mano a las autoridades españolas para que entre todos, tanto las diferentes asociaciones del sector del transporte por carretera como la propia Administración, busquemos puntos de encuentro y soluciones a los graves problemas que nos afectan”.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.