Francia deroga la obligatoriedad de llevar etilómetros en los vehículos

Francia deroga la obligatoriedad de llevar etilómetros en los vehículos

Problemas de aprovisionamiento, limitación de la capacidad de producción y falta de fiabilidad son algunos de los problemas que se ha encontrado el ejecutivo francés para la puesta en marcha de esta medida.

El Gobierno francés ha confirmado que deroga la obligatoriedad de llevar etilómetros en los vehículos que circulen en las carreteras francesas. La falta de fiabilidad en la medición de los etilómetros y las dificultades de aprovisionamiento de los aparatos ha motivado esta decisión, que se verá sometida en las próximas fechas a consulta del Consejo Nacional de Seguridad Vial y de las asociaciones de conductores y víctimas de carretera.

Historia de un decreto derogado
El Ejecutivo galo emitió el Decreto nº 2012-284 de 28 de febrero de 2012, en el que se establecía la obligatoriedad de que a partir del 1 de julio de 2012 todos los vehículos a motor, excepto las motocicletas, que circularan por Francia debían llevar un etilómetro a bordo, que permitiera comprobar si el conductor cumplía los límites permitidos de consumo de alcohol para poder circular.

El gobierno galo acordó conceder un plazo de moratoria para informar a los conductores sobre dicha obligación antes de sancionar y aunque el decreto que obliga a la instalación del etilómetro entró en vigor el 1 de julio de 2.012, hasta el día 1 de noviembre de 2.012 se establecía un período transitorio durante el que no se impondrían sanciones.

Ante la proximidad de la fecha del 1 de noviembre y debido a problemas de aprovisionamiento de alcoholímetros en ciertas regiones, el ministro de Interior francés competente al respecto, estableció retrasar la fecha hasta el próximo 1 de marzo, fecha a partir de la cual estarán vigentes las sanciones contempladas por circular por territorio francés sin alcoholímetro homologado a bordo.

A las dificultades de suministrar etilómetros suficientes, hay que añadir la limitación de la capacidad de producción por parte de los fabricantes de dichos aparatos, situados principalmente en China y el Norte de África. Esto influyó en la decisión de modificar la fecha, pero también el gobierno francés tuvo en cuenta los abusos cometidos por algunos establecimientos, que llegaron a quintuplicar los precios de venta de los etilómetros debido a su escasez, y la falta de fiabilidad de alguno de los aparatos que se vendían en el mercado.


Fuente: cadenadesuministro.es

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.