El Gobierno actualiza las normas de navegación marítima

El Gobierno actualiza las normas de navegación marítima

El Consejo de Ministros ha analizado un informe sobre el Anteproyecto de Ley de Navegación Marítima, que actualiza el régimen general sobre el tráfico marítimo para adecuarlo a las circunstancias actuales y a la normativa comunitaria, según ha explicado la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría.

El objetivo del Gobierno es mejorar la protección del medio ambiente y del patrimonio subacuático, así como determinar la responsabilidad del armador y del naviero y luchar contra la inmigración ilegal. El Ejecutivo también ha aprobado medidas para paliar los daños ocasionados por las inundaciones en varias comunidades autónomas.

La vicepresidenta ha destacado que la regulación marítima en España data de 1885, por lo que la futura ley dará respuesta a muchos planteamientos desconocidos entonces y que ahora son prioritarios. En este sentido, ha destacado que mejora la lucha contra la contaminación e incrementa la protección del medio ambiente. Además protege mejor el patrimonio cultural subacuático y refuerza la responsabilidad de los capitanes tanto para impedir que embarquen polizones en sus buques como para que, en el caso de que lo hagan, se les proporcione un trato digno.

El nuevo texto legal define el buque como principal vehículo de navegación, delimita las responsabilidades del armador y del naviero, regula los contratos de utilización del buque y moderniza los contratos de seguro marítimo.

El objetivo de la norma, según Sáenz de Santamaría, es “dar mayor seguridad jurídica sin nuevas cargas para el sector naviero”. Además, la futura ley avanza uno de los principios generales de la actuación Gobierno: tender a la desjudicialización de determinados procedimientos que no tienen carácter contencioso.

La vicepresidenta ha subrayado la importancia del tráfico marítimo para la economía española. Las grandes navieras facturaron en 2011 más de 2.300 millones de euros y la náutica de recreo mantuvo 107.000 empleos.

El Gobierno ha aprobado los objetivos ambientales de las estrategias marinas españolas para lograr su buen estado. Estas estrategias son planes de acción que afectarán a más de un millón de kilómetros cuadrados de mares y océanos. Para ello se han diseñado cinco demarcaciones: Noratlántica, Sudatlántica, Canaria, Levantino-Balear y Estrecho-Alborán.

A través de ellos, según la vicepresidenta, se evaluará el estado del medio marino, se definirán los elementos que hay que proteger y se establecerán objetivos para cada zona. Sáenz de Santamaría ha indicado que el acuerdo se ha remitido a la Comisión Europea y “ahora toca poner en marcha programas de seguimiento” y aplicar medidas para conservar la biodiversidad, prevenir y reducir los vertidos al mar y garantizar usos y actividades compatibles con la biodiversidad.

* Madrid / La Moncloa

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*