Los puertos afrontan el reto de su dimensión

Los puertos afrontan el reto de su dimensión

Los puertos españoles están inmersos en un profundo debate sobre su dimensionamiento determinado, en primer lugar, por una crisis surgida en mitad de un proceso fuertemente expansivo en materia de infraestructuras y, en segundo lugar, por un crecimiento inevitable a largo plazo para el que hay que estar preparados. En medio, hay datos muy reveladores. Por ejemplo, ahora mismo, y sin un horizonte claro para el final de la crisis, los puertos españoles tienen 1.129 hectáreas de muelles pendientes de concesionar y/o entrar en servicio.

La revista Comercio Exterior, Transporte y Logística ha recabado en su número de diciembre de las 28 autoridades portuarias españolas los datos sobre sus infraestructuras en servicio, pendientes, en construcción y en proyecto.

Pese a los diferentes criterios de cómputo de las distintas fuentes, el trabajo de Comercio Exterior, confrontado con las perspectivas de crecimiento de tráfico realizadas por Puertos del Estado en 2009 en pleno estallido de la crisis, ofrece conclusiones muy ajustadas acerca del verdadero o falso sobredimensionamiento de los puertos españoles.

Según las autoridades portuarias, ahora mismo hay en el entorno de 4.780 hectáreas de muelles e instalaciones portuarias en servicio. Ahora bien, de acuerdo con dichas fuentes hay además en España al menos otras 1.129 hectáreas de instalaciones listas pendientes de concesionar y/o de entrar en servicio, casi un 25% de la superficie en funcionamiento.

Por si esto fuera poco, de acuerdo con la información aportada a CEX por las autoridades portuarias, en estos momentos hay 436 hectáreas de muelles portuarios en proceso de construcción (con unos 10.000 metros de longitud de atraque) a lo que habría que unir del orden de otras 260 hectáreas de muelles en fase de proyecto y con procedimiento firme de ejecución (unos 1.000 metros de muelles).

Dicho así, el incremento en la dimensión portuaria de cara a los próximos años suena espectacular (+38%), máxime si tenemos en cuenta que en las cifras citadas no están computados proyectos como la futura Dársena de El Gorguel en Cartagena o el conjunto de la ampliación norte del Puerto de Valencia.

Eso sí, las previsiones de tráfico de aquí a los próximos diez años hablan de un crecimiento de los tráficos portuarios del 50%, con lo que la dimensión ya no parece tan descabellada.

Conclusiones
Como principales conclusiones, CEX pone de manifiesto en su número de diciembre el agujero negro sembrado por la crisis en mitad de la planificación de infraestructuras portuarias y la situación creada de paso cambiado; evidencia la existencia actual de capacidad para atender el crecimiento de los tráficos previstos; y, por último, apunta que las nuevas infraestructuras de cara a los próximos años, lejos de aportar ociosidad al sistema portuario, se incorporarán en mitad de una tendencia de tráficos que crece a gran velocidad, por lo que, con la lógica cautela, se revela que lo invertido y lo pendiente de invertir siguen siendo
una oportunidad.

Fuente: Diario del Puerto

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.