La APV logra imponer agilidad y seguridad en el transporte ferroviario de mercancías

La APV logra imponer agilidad y seguridad en el transporte ferroviario de mercancías

El transporte ferroviario es la asignatura pendiente de la logística en España. Para superarla se está trabajando tanto en el ámbito legislativo como en infraestructuras. Del primero surgió la derivada de las nuevas responsabilidades atribuidas a las autoridades portuarias, convertidas con la nueva ley del sector ferroviario en gestores ferroviarios de las infraestructuras del ferrocarril, situada en las zonas de servicio del puerto. Así pues, en febrero de 2010 la Autoridad Portuaria de Valencia (APV) asumió dicho papel y con él emprendió una serie de actuaciones, aún en marcha, con el objetivo de hacer más competitivo y seguro el paso del tren por el recinto portuario.

Anteriormente a los cambios legislativos, la Autoridad Portuaria de Valencia tenía la responsabilidad de la conservación y construcción de las vías ferroviarias, sin embargo no les concernía la explotación de las mismas. Con la nueva Ley del Sector Ferroviario la institución portuaria se involucra en nuevas responsabilidades que implica novedades en la gestión y planificar una serie de obras en el puerto que garanticen su éxito. El primer paso fue ponerse en contacto con los explotadores ferroviarios (Adif Servicios Logísticos y Adif Circulación) con el fin de intercambiar conocimientos. Con este objetivo se crea el grupo de trabajo GIM Port-Adif para la mejora de la gestión ferroportuaria en el Puerto de Valencia. El grupo de trabajo estaba constituido por la APV y la dirección de Servicios Logísticos y Estaciones Este de Adif y su cometido fue trazar acciones para mejorar el recorrido ferroviario dentro de la zona de servicios del enclave valenciano. Con la nueva Ley la APV se convierte en un Adif Portuario.

La eficiencia de la red
Actualmente continúan las obras para mejorar el trazado ferroviario. Sin embargo, la optimización de la circulación de las mercancías por tren dentro del puerto ya es notable tanto en tiempos como en seguridad. “Anteriormente el ferrocarril no tenía prioridad y por tanto fiabilidad”, explican desde la APV. Los principales inconvenientes derivaban de la preferencia de los vehículos que conllevaba problemas en cruces y la invasión de la vía.

Con las actuaciones previstas se logra una continuidad en el recorrido del tren. ¿En qué han consistido estas mejoras? A través del proyecto constructivo de las intersecciones de la red ferroviaria con la red viaria, se han implantado sistemas de protección como pasos a nivel señales lumínicas y sonoras, dependiendo de las características del cruce, y con presencia de barreras en las zonas de acceso al público; allí donde ha sido posible el ferrocarril circula por plataforma reservada y se han reordenado y reducido al mínimo los pasos a nivel. El resultado se resume en dos palabras: agilidad y seguridad.

En tiempos estimados se ha llegado a ganar hasta 30 minutos en el paso de la mercancía por el recinto portuario gracias a lograr una circulación continua. Así pues se ha actuado por ejemplo en el recorrido hasta la terminal de TCV donde existen nueve intersecciones especiales o 14 hasta el Muelle de la Xità. Un recorrido que anteriormente implicaba cortes del tráfico, paradas y esperas a una velocidad de “paso de hombre”.

Nuevas leyes, nuevas funciones
Hasta el año 2004, Renfe venía prestando de manera integrada los servicios en terminales y el transporte de mercancías por ferrocarril. Con la aparición de la Ley 39/2003 del Sector Ferroviario se sientan las bases para la separación de los servicios prestados en las terminales ferroviarias de los propios del transporte, creándose en 2005 dos entidades públicas empresariales, Adif y Renfe Operadora, iniciándose el camino de la liberalización del transporte de mercancías por ferrocarril.

En el año 2006, se publica la primera Declaración de Red y se produce la aparición de nuevas empresas ferroviarias en el mercado, permitiendo evolucionar en el modelo hasta el día de hoy. Por otra parte y de acuerdo con las previsiones de la Ley del Sector Ferroviario, las Autoridades Portuarias se convierten en gestores ferroviarios de la infraestructura de ferrocarril situada en las zonas de servicio del puerto, que por otra parte queda integrada en la Red Ferroviaria de Interés General.

Esta nueva función de la Autoridad Portuaria de Valencia comenzó oficialmente a desarrollarse a principios de febrero de 2010, tras el establecimiento de todos los requisitos de coordinación necesarios entre Adif y el Puerto de Valencia.

Fuente: Diario del Puerto  

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.