Manel Villalante nombrado nuevo director general de Transporte Terrestre

Manel Villalante nombrado nuevo director general de Transporte Terrestre

Aunque la “lógica” política apuntaba a un inminente relevo, muchos eran los que pensaban que José Blanco no iba a permitir por decoro un nuevo baile en la Dirección General de Transporte Terrestre. No obstante, el viernes, una vez superado el trámite de las elecciones catalanas, se consumó el relevo, con el cese de Francisco Espinosa y el nombramiento de Manel Villalante como nuevo director general de Transporte Terrestre.

Las explicaciones dadas desde el Departamento de Comunicación de Fomento son, además, muy elocuentes: “No hay ninguna razón para el cambio más que el hecho de que el nuevo secretario de Estado de Transportes ha considerado mejor para el cargo a otra persona. Quiere conformar su equipo de confianza, de ahí el relevo”, declararon a este Diario fuentes ministeriales.

El ya exdirector general, Francisco Espinosa, había desembarcado en Fomento en septiembre de la mano de la entonces secretaria de Estado de Transportes, Concepción Gutiérrez, su principal valedora tras haber trabajado juntos en la Junta de Andalucía.

Gutiérrez
Ahora bien, el inesperado cese de Gutiérrez el 5 de noviembre llevó a muchos a pensar que Espinosa caería a continuación, al quedar “huérfano”.

Finalmente así ha sido y todo parece indicar que si el relevo no se produjo antes era por esperar al desenlace definitivo de los comicios catalanes.

El nuevo secretario de Estado, Isaías Tabaos, ha decidido en este sentido apostar igualmente por alguien de confianza para la Dirección General de Transporte Terrestre, en concreto Manel Villalante, que ocupaba hasta la fecha y desde 2007 el cargo de director general de Transporte Terrestre del Departamento de Política Territorial y Obras Públicas de la Generalitat de Catalunya. Natural de Barcelona (1954), a la par venía desarrollando también las labores de presidente de Catalunya Carsharing y las de Consejero para distintas entidades (FGC, TMB, GISA, IFERCAT, Autoridades de Transporte de Barcelona, Girona, Lleida y Tarragona).

Era miembro del Consejo Rector de la Fundación CETMO, del Centro de Innovación del Transporte (CENIT), del Consorcio Sagrera–Alta Velocidad, y de la Sociedad Barcelona Sagrera Alta Velocidad.

Con anterioridad (2004-2007), fue director Corporativo de Coordinación y Expansión de Ferrocarriles de la Generalitat de Catalunya (FGC) y, en el periodo 200-2004, director Corporativo de Coordinación y Estudios de Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB).

Villalante, cuya continuidad en la Generalitat estaba en el aire tras la derrota del tripartito en las elecciones catalanas, aporta a Fomento un perfil opuesto al de Espinosa, es decir, el de un director con una larga experiencia en el ámbito del transporte terrestre.

Francisco Espinosa “el Breve”
La política tiene sus reglas, pero también sus paradojas. Resulta curioso que a quien batió records de permanencia en el cargo de director general de Transporte Terrestre, Juan Miguel Sánchez, con un total de 11 años al frente de la Dirección General, le haya sucedido otro hombre récord, pero esta vez en un sentido totalmente contrario.

Francisco Espinosa Gaitán, a quien el viernes cesó el Consejo de Ministros, pasará a la historia como el director general de Transporte Terrestre que menos tiempo ha permanecido en el cargo: exactamente 91 días.

Fue nombrado por el Consejo de Ministros en sustitución de Juan Miguel Sánchez el pasado 3 de septiembre y ha sido cesado justo tres meses después, el 3 de diciembre.

Por tanto, ni siquiera ha permanecido los cien días de rigor en el cargo, tiempo de cortesía que se la da generalmente a todo nuevo responsable para comenzar a dejar su impronta y poder realizarse una valoración ajustada de sus actos. Por tanto, ni se puede valorar su gestión ni ha dado tiempo a que haya motivo alguno en la misma que explique el cese. Simplemente fue nombrado para el cargo por la exsecretaria de Estado de Transportes, Concepción Gutiérrez, diez minutos antes de que esta fuera cesada por el ministro de Fomento.

Así, Espinosa, que había trabajado activamente en el equipo que Gutiérrez había formado en su día en la Consejería de Obras Públicas de la Junta de Andalucía, perdió a su principal valedora y, además, en un cargo con responsabilidades sobre las cuales apenas tenía experiencia.

De esta forma, se han aplicado las reglas de la política y el nuevo secretario de Estado, Isaías Taboas, ha decidido cesarle y nombrar a un nuevo director general de su confianza. Y no hay más.

Fuente: Diario del puerto 

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.