Leche Pascual ve inviable retomar el transporte de carga por ferrocarril

Leche Pascual ve inviable retomar el transporte de carga por ferrocarril

Grupo Leche Pascual ha sido una compañía que tradicionalmente ha apostado por el transporte ferroviario de sus mercancías. A pesar de que en la actualidad este modo de transporte ha dejado de ser utilizado por la marca porque no le resultaba competitivo, Grupo Leche Pascual no descarta retomar el transporte ferroviario de mercancías de cara a un futuro, aunque a día de hoy es “inviable”.

Aún así, Grupo Leche Pascual manifiesta que su intención es volver a retomar cualquier tipo de negociación en ese sentido. “Creemos que puede haber una buena competitividad entre ferrocarril y carretera. Espero que algún día se pueda volver a trabajar con este modo, aunque actualmente es inviable”, afirma David de la Calle, director de Planificación de la Cadena de Suministro y Logística de Leche Pascual, que destaca el respecto medioambiental que aporta el ferrocarril al transporte.

Durante el periodo en el que Leche Pascual transportaba mercancías por ferrocarril, la compañía mantenía un acuerdo con Renfe mediante el cual realizaban dos tipos de actividades para mover sus productos. Por un lado, el suministro desde la fábrica de Lugo de Leche Pascual a Madrid, donde Leche Pascual contaba con una plataforma logística en Abroñigal desde la que transportaba la carga al Levante y Andalucía.

Por otra parte, se contaba con un tren diario entre Aranda de Duero (Burgos) y Madrid, que suponía el transporte de más del 35% de las toneladas movidas en larga distancia por Leche Pascual. “La ventaja del transporte ferroviario es que absorbe grandes volúmenes a unos precios competitivos. Además, antes no teníamos tanta presión por parte de los clientes en cuanto a plazos, servicio y exactitud de horario de llegada como ahora”, explica David De la Calle.

El acuerdo con Renfe se rompió debido a un incremento muy significativo del precio sobre el acuerdo que ambas firmas mantenían. Esta conocida subida de precios motivó que el nuevo escenario que se planteaba no fuera competitivo para Leche Pascual, por lo que la firma decidió entonces dejar de lado el transporte ferroviario de mercancías para pasar todos esos movimientos al transporte por carretera.

Actualmente Grupo Leche Pascual realiza su propia logística: cuenta con un total de 3, 5 millones de envíos al año y trabaja con 3, 3 millones de palés anuales. Así, con 17 fábricas, 21 delegaciones comerciales y una plataforma logística dispone de una capacidad total de almacenamiento de 73.000 palés.

Grupo Leche Pascual invierte anualmente el 4, 7% de su facturación en logística, un departamento que emplea en total a 295 personas e implica una superficie de 120.000 metros cuadrados de almacenes con un stock para 9 días.

En 2005 Grupo Leche Pascual inició la construcción de una plataforma logística en Aranda de Duero (Burgos) totalmente mecanizada y en la que invirtió 6 millones de euros. Esta plataforma está operativa desde 2007.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.