Se patenta un sistema que evita que los barcos se hundan

Se patenta un sistema que evita que los barcos se hundan

La empresa Kfloat ha estado trabajando desde 2001 en un dispositivo que dice, es único en el mundo para cambiar las estadísticas de los accidentes, según su director, Vicente López-Perea. Funciona como un airbag que se dispara en 90 segundos. El primer barco en adquirirlo ha sido del servicio de guardacostas de la Consellería de Pesca, al que le han hecho tres agujeros a cada costado para fijar otros tantos flotadores.


En las bodegas han colocado botellas de inflado y sensores que avisan al puente de mando de la aparición de una vía de agua. Cuando esto ocurre, alarmas visuales y acústicas saltan para que el capitán active los pulsadores. De forma automática, los enormes flotadores emergen a babor y a estribor levantando el casco. El dispositivo se puede instalar en poco tiempo, tanto en buques ya construidos como nuevos, y no interfiere en sus características originales ni perjudica su velocidad.


La empresa, que ahora comienza a venderlo, realizó las pruebas en el Instituto Canario de Ciencias Marinas y ha patentado el invento en 25 países, entre ellos Japón, Canadá o Australia. Con una idea tan simple como basarse en el principio de Arquímedes para completar la flotabilidad y la estabilidad que un barco pierde durante un accidente, quieren modernizar uno de los sectores que más sufre por accidentes. Las aseguradoras Murimar y Mutuapesca ya ofrecen descuentos del 25% a aquellos armadores que lo instalen.


El costo total del proyecto ha supuesto una inversión total por parte de la empresa de 2,5 millones de euros, de los que más de la mitad se han destinado a I+D, mientras que el resto se ha gastado en gestión de patentes, personal, pruebas y material.


En principio, el sistema es aplicable a cualquier tipo de barco y es susceptible de ser incorporado a cualquier embarcación ya construida. En todo caso, los planes de la empresa se concretan en empezar implantando el dispositivo en embarcaciones de menos de 30 metros -pesqueros de bajura y barcos de recreo- para, en una segunda fase de la expansión del negocio, pasar a pesqueros de altura y mercantes.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.