España defiende corredores a 25 ciudades europeas

España defiende corredores a 25 ciudades europeas

El transporte por carretera tiene  claro que, en un país periférico como España, para que exista un transporte eficiente se han de cumplir ciertas condiciones. No solo es necesario que se reduzca la tensión sobre los tiempos de conducción y descanso, sino que es imprescindible que Europa cuente con corredores específicos para el transporte de mercancías, abiertos al tráfico los 365 días al año las 24 horas del día.

La propuesta del sector cobra especial relevancia, sobre todo cuando las restricciones al tráfico de vehículos pesados, tanto a nivel nacional como europeo, están en el punto de mira.

En opinión del presidente de la CETM, Marcos Montero, “las restricciones, tal y como están ahora, están mal diseñadas y generan una gran cantidad de conflictos, ya que perjudican desde el punto de vista económico al tejido empresarial y a la economía del país”. De la misma opinión es el responsable de Transporte de Mercancías de la IRU, Marc Billiet, que reconoce que existe una falta absoluta de armonización en materia de tráfico en Europa, especialmente lo relacionado con las restricciones. En este sentido, CETM e IRU abogan por la creación de corredores específicos de mercancías, “que permitiría hacer el mejor uso de las infraestructuras de cada país”, asegura Billiet.

Estos corredores, “deberían estar diseñados aprovechando la oferta de áreas logísticas y centros intermodales en Europa, articulados sobre vías rápidas o autopistas, con áreas de descanso suficientes para que los conductores puedan realizar sus paradas obligatorias de manera segura”, reconocen desde la CETM.
Sin embargo, las propuestas del sector del transporte chocan frontalmente con los intereses de Bruselas. El comisario europeo de Transportes, Jacques Barrot, reconoció la semana pasada que no se encuentra entre las prioridades de la Comisión estudiar la puesta en marcha de corredores específicos para el transporte de mercancías por carretera. De hecho, según Barrot, “no parece la mejor estrategia de cara a lograr verdaderos corredores verdes, tal y como se planteó en el Plan Logístico de octubre de 2007. La política comunitaria es la de optimizar todos los sistemas de transporte, incluida la carretera, aunque limitando su impacto medioambiental”.

Para el comisario europeo, “la política comunitaria es la de transferir tráfico de la carretera hacia otros modos de transporte más sostenibles”. En este sentido, reconoce Barrot, “la prioridad del Ejecutivo comunitario es la de completar los tres ejes ferroviarios, para mercancías y viajeros, por el Mediterráneo, el Atlántico y a través de los Pirineos, así como potenciar las Autopistas del Mar\”.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*