El tamaño de los portacontenedores no lo es todo

El tamaño de los portacontenedores no lo es todo

Mientras que existe una tendencia a contar con portacontenedores cada vez más grandes, también existen algunos problemas que tienen que ver con su carga y descarga en puertos y la necesidad de infraestructuras adecuadas

De un tiempo a esta parte existe un fuerte debate en torno al exceso de capacidad de flota de transporte marítimo existente. Mientras que para algunos es una circunstancia plenamente evidente, para otros existe fuertes necesidades que justifican la existencia de barcos cada vez más grandes para el movimiento intercontinental de contenedores.

Así mientras que, por un lado, Cosco ha encargado un estudio para analizar la viabilidad técnica y económica de incorporar a su flota, en un plazo relativamente corto, portacontenedores con capacidad para transportar hasta 25.000 TEUs, pese a que CMA-CGM parece haberse plantado en los 23.000, cifra que podría indicar que el límite máximo de capacidad anda cerca de esa cantidad.

Frente a esta apuesta por contar con más capacidad de carga en los buques, Hapag-Lloyd estima que estos buques podrían tardar más tiempo del que actualmente se estima en estar disponibles. De igual modo, la naviera considera que estos barcos solo tienen utilidad en las rutas más largas que enlazan el sureste asiático con Europa, por ejemplo.

Así mismo, para la compañía también hay que tener en cuenta otras circunstancias, como, por ejemplo, la necesidad que tendrían estos barcos de estar atracados en puerto más tiempo para poder realizar labores de carga y descarga de un descomunal volumen de mercancías, lo que, al mismo tiempo, aumentaría los costes de estancia en puerto, y, de igual modo, obligaría a las terminales a contar con almacenes y depósitos más grandes en los que poder colocar estas mercancías, para su posterior transporte hacia otros puntos del hinterland.

En el transporte por carretera, los transportistas suelen decir desde hace años que los camiones se han convertido en almacenes rodantes, algo que, según algunos, podría trasladarse al transporte marítimo, con los portacontenedores transformados en almacenes en el mar, algo que ya ocurre con los petroleros y con la evolución del precio del crudo que transportan a lo largo de la travesía.

Fuente: http://www.cadenadesuministro.es

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.