Ventanilla única: Revolución en la eficiencia

Ventanilla única: Revolución en la eficiencia

La Ventanilla Única Aduanera ha comenzado a dar ya pasos decisivos para su definitiva implantación en España. Lejos de ser una mera reorganización de procesos y optimización de los mismos, la Ventanilla Única está llamada a implementar una nueva cultura de eficiencia en el despacho aduanero.

la Dirección General de Aduanas trabaja en plazo para tener en marcha en 2015 la Ventanilla Única Aduanera e incluso para implementar antes de que acabe este año los primeros módulos de la misma.

Se busca reducir los tiempos de despacho y con ellos reducir los costes directos del comercio internacional optimizando la intervención de hasta 5 ministerios, 10 direcciones generales y 20 subdirecciones generales, lo que viene conllevando para determinadas mercancías hasta 7 inspecciones y la presentación de 7 declaraciones.

La Ventanilla Única Aduanera se presenta como solución estratégica para convertir a la Aduana en el interlocutor único para el operador y en canalizador de información y procesos para el resto de organismos.
El proyecto está siendo abordado por Aduanas desde tres campos de materialización y con el modo marítimo como referencia, si bien las soluciones diseñadas serán plenamente aplicables a los despachos para el modo aéreo y terrestre.

Objetivos
En cuanto a los objetivos, se busca adelantar los controles, evitar duplicidades, reducir costes a los operadores, mejorar el análisis de riesgos y reducir costes para la Administración, lo que va a implicar cambios informáticos importantes, reformas normativas y la modificación del sistema de análisis de riesgos, para ser más efectivos.

En cuanto a las vías de materialización, el Departamento de Aduanas está trabajando en primer lugar en mejorar los datos de las declaraciones sumarias.

El Departamento de Aduanas considera que los datos de los manifiestos son escasos y de baja calidad y que “es necesario aportar mejor información, más información” y cuanto antes mejor. Al mismo tiempo, se considera que los operadores tienen mucha información antes de que llegue la mercancía y el objetivo es que se pueda aportar esa información de tal forma que se pueda decidir y saber con antelación qué mercancía debe ir a control paraduanero. Se espera implementar esta solución antes de que acabe el año.

En segundo lugar, y también con horizonte diciembre de 2014, se está trabajando en diferenciar de manera más eficaz la mercancía paraduanera del resto, lo que multiplica las ventajas operativas para las demás mercancías, que de forma directa y con más antelación podrán ser retiradas, ya que para ellas se podría dar de forma casi automática el levante.

Como claro enfoque de coordinación, se trabaja en el posicionamiento de las mercancías. Se aportará la misma información a la vez y de forma coordinada a todos los organismos implicados para que todos conozcan dónde se está posicionando una mercancía y puedan confluir los organismos en las inspecciones.
Por último, todo pasa por un uso intensivo de los servicios web, trabajándose en nuevos sistemas coordinados y homogéneos que además permitan ser eficientes en, por ejemplo, el control de las operaciones rechazadas siendo fundamental la validación de todos los certificados automáticamente y el manejo de toda la información de forma electrónica.

Funte: Diario del Puerto

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.