Sacyr y Panamá firman el acuerdo que pone fin al conflicto de las obras del Canal

Sacyr y Panamá firman el acuerdo que pone fin al conflicto de las obras del Canal

Tras más de dos meses de complicadas negociaciones y de una paralización total de las obras que se extendió a lo largo de 16 días, el Grupo Unidos por el Canal (GUPC) anunció que firmó junto a la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) un acuerdo que permite inyectar hasta 600 millones de dólares a la construcción del tercer juego de esclusas.

El pacto firmado contempla una aportación de fondos al proyecto por las dos partes, constructoras y ACP. Tambiénincluye una nueva financiación de 400 millones de dólares “en la que se involucra Zúrich”, aseguradora de la obra, la ampliación del plazo para que el consorcio devuelva anticipos, y un plazo de entrega de las compuertas de las nuevas esclusas.

La ACP ha puesto especial énfasis en señalar que el convenio no eleva el costo del contrato firmado en 2009 por 3.118 millones de dólares, ni tampoco admite una negociación de los “sobrecostos” por más de 1.600 millones de dólares reclamados por el consorcio y que desataron el conflicto.

“Las reclamaciones por los costos adicionales seguirán su procedimiento en los organismos de arbitraje previstos en el contrato“, indicó este pasado viernes el GUPC al dar detalles del convenio. La ACP no acepta el monto de los costos extra por considerarlos “desproporcionados y no sustentados”, y ha exigido que los organismos de arbitraje internacional previstos en el contrato decidan sobre el asunto.

El acuerdo finalmente suscrito fue acordado de palabra el pasado 27 de febrero, y un día después el administrador de la ACP, Jorge Quijano, dijo que su firma permitiría activar “de inmediato” los mecanismos para inyectar los fondos que requiere la reactivación plena de obras.

Las empresas tardarán ahora dos semanas en elevar el ritmo de los trabajos hasta el nivel necesario para finalizar el proyecto en diciembre de 2015, tal y como se recoge en el acuerdo firmado este viernes.

Esta nueva fecha de diciembre de 2015 puesta en el acuerdo como límite para terminar las obras supone un retraso de seis meses frente a la última anunciada por el GUPC y de 15 meses a la establecida en el contrato firmado en 2009.

El convenio recoge el compromiso de traer a Panamá las 12 compuertas que se encuentran en Italia, de las 16 que requieren en total las nuevas esclusas, “a más tardar en febrero de 2015, siendo enviadas en embarques escalonados“, según los datos de la ACP.

También que “la moratoria de los pagos adelantados” por la ACP al consorcio, y que suman 784 millones de dólares “se podrá extender hasta el año 2018 sujeto a cumplimiento de hitos y otras condiciones“, entre ellos que las compuertas lleguen en el tiempo establecido a Panamá, según ha detallado la autoridad panameña.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.