Guitrans denuncia los abusos cometidos en Alemania con las ITVs

Guitrans denuncia los abusos cometidos en Alemania con las ITVs

Esta situación se ha puesto en conocimiento del ministerio de Fomento, de la embajada alemana en Madrid y del ministerio de Transportes alemán, con la esperanza de que se esclarezcan estos hechos reiterados y localizados y se eviten este tipo de situaciones.

Desde la Federación Guipuzcoana de Mercancías por Carretera, se denuncian los abusos que se vienen cometiendo desde hace muchos años, entre los transportistas españoles que realizan transporte en el sur de Alemania, en la zona de Baden-Württemberg, estado que linda con Francia, ymás concretamente en la zona enmarcada por las ciudades de Freiburg, Stuttgart y Karslruhe.

La denuncia se refiere a la obligación, impuesta por parte de las autoridades locales, de realizar una nueva inspección técnica a vehículos con la ITV pasada, en muchos casos muy recientemente,   ”en la que siempre se detectan defectos que hay que reparar ‘in situ’, en los talleres que los agentes indican“, lo que suele llevar aparejado además  varios días de espera, como consecuencia del exceso de carga de trabajo.

Todo ello tiene “una repercusión muy negativa para los transportistas españoles” que se encuentran en una situación de indefensión, además del coste económico que todo ello supone en concepto de reparación, de retraso en la entrega de la mercancía y de menor facturación debida a la paralización.

En algunos casos, prosigue la agrupación de empresas guipuzcoanas de transporte en su comunicado, los agentes se dirigen a camiones parados que están realizando el descanso en algún aparcamiento de la zona, lo que muestra claramente que no disponen de ningún indicio de mal funcionamiento.

El alto coste para las empresas afectadas, “de las reparaciones que nos obligan a realizar en Alemania en talleres asignados por los agentes de policía,   tienen un coste de material y mano de obra de entre 5.000 y 12.000 euros“, a lo que se suma la sanción y el coste que conlleva la paralización del vehículo durante los días que dura la “reparación”.

Desde Guitrans se puntualiza que “además suele ser habitual la exigencia de pago en efectivo ya que no admiten garantías, ni avales, ni pagos posteriores“.

En conocimiento de Fomento
Esta situación se ha puesto en conocimiento del ministerio de Fomento, de la embajada alemana en Madrid y del ministerio de Transportes alemán, con la esperanza de que se esclarezcan estos hechos reiterados y localizados  y se eviten este tipo de situaciones.

“Somos los primeros en defender la seguridad vial y la de de nuestros profesionales, pero éste  no es un tema de seguridad, sino que se trata de un exceso sancionador llevado a cabo por una trama bien organizada en la que participan agentes de la autoridad alemana, ITV alemanas y talleres, con un claro espíritu persecutorio“, señalan acusadoramente desde Guitrans, con el consiguiente “perjuicio económico a empresas que circulan cumpliendo toda la legalidad vigente“.

La prueba de la arbitrariedad de estas acciones queda confirmada por el hecho de que, tal y como recoge el comunicado de la federación guipuzcoana, las piezas que obligan a retirar de los camiones, una vez inspeccionadas nuevamente en las ITV españolas, reciben de las mismas nuevamente la autorización correspondiente para su uso.

Ante esta inexplicable diferencia de criterio de estas ITV alemanas con respecto a las españolas, “el departamento jurídico de Guitrans está estudiando las acciones legales que se pueden realizar al respecto“.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.