El tráfico mundial de contenedores crecerá un 4, 3% en 2012

El tráfico mundial de contenedores crecerá un 4, 3% en 2012

Según la consultora Drewry, en 2013 los cargadores pagarán más por su transporte, aunque evalúa de forma positiva la influencia que el servicio “Daily Maersk” está teniendo en el comercio entre Asia y Europa sobre las cadenas logísticas de los productores.

La consultora inglesa Drewry prevé un crecimiento global del tráfico de contenedores de 4, 3% para este año y “la capacidad de gestión de la segunda mitad de 2012 es crucial para que los transportistas no deshagan todos sus esfuerzos para forzar las tasas de regreso a niveles rentables”, según indica en su informe Container Forecaster de Drewry.

En 2013 los cargadores pagarán más por su transporte, aunque Drewry evalúa de forma positiva la influencia que el servicio “Daily Maersk” está teniendo en el comercio entre Asia y Europa sobre las cadenas logísticas de los productores. Maersk ahora se está concentrando en generar utilidades, lo que ha creado una plataforma de servicio más estable y que hará menos probable que los cargadores retiren sus servicios de forma repentina cuando dejen de ser rentables, destaca el informe.

Sin embargo, para Drewry es demasiado pronto para determinar si la estrategia de las navieras realmente ha cambiado su enfoque hacia los beneficios, ya que todo apunta a que continúan decididos a mantener las tarifas en los niveles más altos posibles. La gestión del rendimiento y el movimiento de las tarifas hacia niveles más aceptables son objetivos fundamentales para todas las compañías.

Si las tarifas”spot” se mantienen por el resto del año, las navieras estarán en una posición firme para renegociar los contratos de los expedidores en 2013. La principal razón detrás del reciente éxito de las tarifas spot ha sido la determinación universal de todas las navieras con lo que las tarifas se han triplicado en la ruta Asia-Europa desde marzo.

La recomendación de Drewry para los trayectos este-oeste durante el próximo año es que la industria necesita establecerse y continuar creando un ambiente de estabilidad, absteniéndose de encargar nuevos buques en los próximos 18 meses para permitir un retorno a una oferta más normal en el equilibrio oferta/demanda en el medio plazo.

Más estabilidad, mayor rentabilidad
A pesar del incierto escenario de utilidades que la industria enfrenta, la consultora prevé más estabilidad entre la oferta y la demanda durante el segundo semestre de 2012 gracias a la puesta en marcha de importantes iniciativas de restauración de las tarifas por parte de las navieras en las principales rutas este-oeste, lo cual ha llevado a las navieras a operar en niveles sobre el umbral de rentabilidad en los últimos meses, apunta Drewry.

La principal medida que la industria adoptó para suavizar el impacto de la baja demanda frente a la alta oferta y lograr restaurar el equilibrio fue que las navieras retiraran suficiente capacidad en los meses de invierno para asegurar que los servicios recientemente reactivados no causaran mucho daño y que los factores de carga en la ruta transpacífica hacia el este permanecieran firmes. Sin embargo, con el empeoramiento de la situación en Europa, Drewry no prevé una temporada alta para este año y las navieras experimentarán erosión en sus tarifas durante la temporada estival europea.

Dependiendo del coste global de desarrollo y en particular del valor del combustible, Drewry prevé que después de las pérdidas totales de las navieras de más de 6.000 millones de dólares en 2011 y un mal primer trimestre este año, las navieras podrían alcanzar un rango entre unos beneficios de 1.800 millones de dólares o una pérdida de 1.300 millones de dólares, lo que debería proporcionar una plataforma consistente para el año 2013, donde se espera que la demanda mejore ligeramente.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.