Renfe apuesta por la fusión de Contren, Irion y Multi

Renfe apuesta por la fusión de Contren, Irion y Multi

La revisión de la incipiente estructura de filiales de Renfe Mercancías, alumbrada hace apenas seis meses, va a pasar finalmente por la fusión de Contren, Irion y Multi. Así lo confirmó el martes en el Congreso el presidente de Renfe Operadora, Julio Gómez-Pomar, quien argumentó que, entre otros fines, se persigue eliminar “duplicidades”.

Según detalló Julio Gómez-Pomar en el marco de las comparecencias con motivo de la presentación del Proyecto de Ley de Presupuestos, “se va a revisar el actual modelo de filiales para la realización y gestión del transporte de mercancías con criterios de eficacia y viabilidad jurídica, eliminando duplicidades y solapamientos, que impiden mejorar la eficiencia y eficacia de este modo”.

En esta línea, el presidente de Renfe anunció que “ya se ha iniciado el proceso para la creación de una sola empresa, como resultado de la fusión de las filiales Irion, Multi y Contren, además de plantear la desinversión en otras sociedades en las que se participaba de forma minoritaria, de acuerdo con lo establecido en el acuerdo del Consejo de Ministros del pasado 16 de marzo”.

Desapariciones
En dicho Consejo, y en el marco del plan de reestructuración del sector público empresarial, el Gobierno anunció la desaparición de Irion, filial especializada en transporte de siderúrgicos, y de Multi, filial orientada al transporte de graneles y multiproducto, así como la desinversión en nueve entidades en las que Renfe Mercancías tenía una participación minoritaria. Esto suponía, apenas unos meses después de la segregación de Renfe Mercancías en cinco filiales especializadas, dar un giro de 180 grados sobre el que ahora comienzan a conocerse los detalles.

Según expuso el martes el presidente de Renfe Operadora, “el esfuerzo que se va a hacer en relación con las filiales de Renfe Mercancías es, por un lado, conseguir coherencia y no tener una pluralidad de sociedades destinadas al transporte de mercancías”.

En cuanto a la desinversión en las entidades citadas, Gómez-Pomar señaló que se ha decidido “desinvertir en aquellas empresas donde Renfe tiene una posición minoritaria de carácter comercial. Podría tener sentido una posición minoritaria de carácter financiero por razones de rentabilidad, pero una posición minoritaria de carácter comercial no añade nada a Renfe frente a tener pura y simplemente un contrato de aprovisionamiento o de suministro con quienes aparecen hoy como socios en las distintas empresas”, subrayó.

Facturación y pérdidas
Fusionar Irion, Multi y Contren supone volver a unir a las tres filiales más importantes por volumen de facturación. De acuerdo con los datos publicados el martes por Diario del Puerto y recogidos en los Presupuestos presentado Gómez-Pomar en el Congreso, Irion, Multi y Contren suman una cifra de negocio prevista en 2012 de 194 millones de euros, el 91,5% del total de la cifra de negocios del conjunto de las filiales.

Eso sí, de igual forma, de las tres sólo Irion prevé para 2012 un resultado de ejercicio positivo (+4,38 millones), acumulando Multi (-745.000) y Contren (-8,2 millones) un resultado negativo previsto que representa el 98% del total de las pérdidas previstas entre las filiales. Juntas sumarían un resultado negativo de -4,5 millones.

“El transporte de mercancías es una pesadilla”
El presidente de Renfe Operadora fue muy expresivo el martes a la hora de referirse al reto que sigue representando el transporte ferroviario de mercancías en España.

“El transporte de mercancías es una pesadilla, me imagino que para todos los presidentes de Renfe que han ido pasando por esta sala”, dijo Julio Gómez-Pomar, quien añadió que “imagino que cada presidente de Renfe va dando unas cifras cada vez más bajas de transporte de mercancías, pero espero que haya aquí un punto de inflexión. Espero y confío que un 4% en el transporte de mercancías represente un punto de inflexión y estamos trabajando muy seriamente para hacer un planteamiento estratégico y de alcance para mejorar el volumen y los ingresos derivados del transporte de mercancías por ferrocarril”.

Entre los principales retos, Gómez-Pomar hizo referencia a la conectividad portuaria y a las distancias a las que se mueven las mercancías. “El territorio nacional no es lo suficientemente extenso como para conseguir el máximo beneficio posible del transporte de mercancías. Frente al paradigma de Estados Unidos, donde casi todo el transporte de mercancías discurre por ferrocarril porque son distancias de miles y miles de kilómetros, con trenes cuyo tamaño mínimo es de 750 metros y va hasta más de un kilómetro, están los trenes que nosotros estamos utilizando con las dimensiones que ustedes conocen mejor que yo. Pero indudablemente esta es una apuesta y un reto al que tratamos de dar una respuesta estratégica desde Renfe”, concluyó Gómez-Pomar.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.