Los transportistas de Bizkaia boicotearán la VSM

Los transportistas de Bizkaia boicotearán la VSM

El transporte por carretera de Bizkaia se mostró ayer unido contra la política de peajes de la Diputación Foral de Bizkaia en la nueva Variante Sur Metropolitana (VSM), que desde hoy cobrará a los camiones 6,74 euros por recorrer los 17,6 kilómetros de su trazado. La asociación empresarial Asetravi y los sindicatos Sintrabi y Egas han llamado a sus asociados a evitar la VSM y a utilizar como vía alternativa el corredor del Txorierri, al tener prohibido el paso por la A-8 a la altura de Bilbao. Si la Diputación no modifica los actuales peajes, los transportistas llevarán a cabo movilizaciones que podrían incluir paros parciales.

El transporte por carretera de Bizkaia dijo ayer basta. De la reunión mantenida en la mañana de ayer en Bilbao entre la Asociación Empresarial de Transportes de Mercancías por Carretera de Vizcaya (Asetravi); el Sindicato de Transportistas Autónomos de Bizkaia (Sintrabi) y el Sindicato Vasco de Transportistas Egas, salió una decisión unánime: el boicot a la nueva infraestructura abierta al tráfico el pasado sábado y que desde hoy mismo comenzará a aplicar unos peajes para los vehículos pesados, “injustos, desproporcionados e inasumibles, dada la actual situación en la que se en cuenta en el sector”, según manifestó en una comparecencia conjunta junto a Sintrabi y Egas, el secretario de Asetravi, Enrique Pérez.

Fin recaudatorio
Estos tres colectivos han realizado una recomendación a todos sus asociados para que se nieguen a utilizar la VSM como forma de protesta ante unas tarifas “abusivas”, que generan “una grave inquietud” en el sector, como apuntó Amaia Martínez, secretaria técnica de Sintrabi, y que “nos obligan a tomar rutas alternativas”, según Enrique Pérez.

“No vamos a colaborar con unos peajes que solo tienen un fin recaudatorio”, añadió Pérez, quien trasladó el gran malestar del sector con la Diputación Foral de Bizkaia ya que esta institución “no ha tenido en cuenta para nada nuestra opinión sobre los peajes, ni siquiera para la señalización de la vía, que es deficiente y confusa”.

El malestar en el colectivo por la “nula sensibilidad” mostrada por la institución foral fue un argumento repetido por los representantes de las tres asociaciones. Así, Asetravi acusó a la Diputación de haber “puenteado” al sector a través de la Cámara de Comercio de Bilbao, que el pasado 30 de mayo remitió una información con un borrador de los peajes que entonces se barajaban y que corresponden con los que finalmente se han establecido.

“Nula sensibilidad”
Jon Mikel Abellanal,del sindicato Egas, mostró también su descontento con la Diputación de Bizkaia, “que ha actuado en todo momento -dijo- sin tener en cuenta al usuario, demostrando tener una nula sensibilidad hacia el sector, al que vuelve a penalizar con estos peajes”. En este sentido, Enrique Pérez, de Asetravi, concretó que a quien se penaliza con estos peajes “es al transportista vizcaíno”, por lo que “nos obligan a tomar rutas alternativas”.

Además del llamamiento a los transportistas vizcaínos a boicotear la VSM y a utilizar la vía alternativa del corredor del Txorierri, los representantes de Asetravi, Sintrabi y Egas plantearon la posibilidad de llevar a cabo otro tipo de movilizaciones que fuercen a la Diputación a reconsiderar su política de peajes a los vehículos pesados.

Para el próximo lunes 19 está previsto un encuentro entre los representantes sectoriales y la diputada foral de Transportes, Itziar Garamendi, en el que solicitarán una rebaja sustancial de las tarifas y mayores descuentos por frecuencia de uso que los que actualmente están establecidos.

La “alternativa” del Txorierri
El anuncio del boicot de los transportistas vizcaínos a la VSM (el secretario de Asetravi, Enrique Pérez, advirtió ayer que ha trasladado también la recomendación a los transportistas de territorios limítrofes, como Cantabria y Asturias) supone que los camiones utilizarán como vía alternativa el Corredor del Txorierri ya que desde ahora tendrán prohibido circular por la A-8 en las cercanías de Bilbao. Ello trae consigo una amenaza de colapso para el Corredor del Txorierri, una autovía de 20 kilómetros que une Bilbao (Enekuri) con Erletxes (enlace con la A-8). El rodeo que supone utilizar esa vía en lugar de la VSM tiene, según los transportistas, un coste en combustible y tiempo de conducción equivalente al coste del peaje de la VSM. Pero los transportistas saben que la amenaza de congestión de dicho Corredor es lo único que puede llevar a la Diputación a mover ficha en los peajes de la VSM.

Fuente: Diario del Puerto

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.