Transporte de contenedores por carretera en el Puerto de Valencia

Transporte de contenedores por carretera en el Puerto de Valencia

Valoración sobre el momento actual del transporte de contenedores por carretera en el Puerto de Valencia.

En Opinión de… ASOCIACION DE EMPRESAS DE LOGISTICA Y TRANSPORTE DE CONTENEDORES (ELTC).

En estos últimos días organizaciones representativas en sus respectivos ámbitos dentro del transporte de mercancías por carretera han alzado la voz y difundido sendos comunicados argumentando y poniendo en evidencia determinados desequilibrios y conductas abusivas que afectan a los transportistas.

Motivos estructurales indudables, junto a una coyuntura especialmente problemática derivada de la evolución del precio del combustible están contribuyendo a crear un escenario especialmente preocupante y difícil para los transportistas, propicio para las tensiones y la conflictividad.

En este sentido, por ejemplo, el Comité Nacional del Transporte por Carretera (Departamento de Mercancías), máximo órgano de representación del transporte a nivel nacional, ha puesto de manifiesto con contundencia que debe dejarse de “imponer condiciones contractuales abusivas”.

En un ámbito más próximo desde Transcont se acaba de calificar a los transportistas como “víctimas de esta feroz especulación a la que no estamos dispuestos a contribuir”.

Por parte de ELTC no pondremos ni quitaremos una coma del contenido de los mencionados comunicados. Si coincidimos en lo que dicen, lo hacemos todavía más con el trasfondo y los motivos de denuncia en los que vienen a poner énfasis. Sin embargo, reconociendo que a veces es necesario expresar públicamente las opiniones y posturas que se tienen frente a los asuntos importantes, y así lo hemos hecho desde la asociación ELTC en determinadas circunstancias y lo seguiremos haciendo en el futuro, entendemos que no es el momento de las frases y los comunicados. No son suficientes ya para nuestra gente.

Es el momento de los hechos, de llevar a la realidad lo que las normas y los compromisos establecen, de que cada uno de los que tenemos relación con el transporte cumplamos nuestras obligaciones y asumamos nuestras responsabilidades. El próximo día 27 de enero volveremos a reunirnos, una vez más, representantes de consignatarios, transitarios y transportistas, junto a la Autoridad Portuaria y la Consellería de Transporte.

La realidad y los problemas que se acumulan y agravan cada día no dan más de sí, hay que pasar a la acción y dejarse de discursos, reuniones y simples palabras para ganar tiempo.

El sector espera bastante más de todos nosotros.

La Consellería de Transporte, llevando a cabo las inspecciones y abriendo los expedientes sancionadores que correspondan, debe cumplir su misión de vigilar y asegurar que se cumplen obligaciones legales básicas como la de los plazos máximos de pago (30 días como criterio general en el transporte, fijando 85 días en este momento como límite máximo, sin posibilidad de pacto en contrario), la aplicación de la cláusula de revisión del precio en función de la evolución de los precios del combustible y el pago de unos precios que no estén por debajo de los costes de prestación.

La Autoridad Portuaria debe dar cumplimiento a la vigente Ley de Puertos en materia de transporte terrestre, estableciendo definitivamente los pliegos que regulen la actividad del transporte como servicio comercial y privando de autorización a aquellos que no cumplen la legislación vigente (no pagando en los plazos establecidos, no aplicando las condiciones contractuales previstas en la ley en materia de cláusulas de revisión por combustible, exigiendo precios por debajo de los costes, etc.).

Los transitarios y consignatarios deben dejarse de conductas abusivas como la de pagar más allá de los plazos legales, no aplicar la revisión por combustible (o repercutírsela al cliente con la excusa de que el transportista la exige, pero no pagársela al transportista; o aparentar que se aplica la revisión pero repercutiendo simultáneamente un descuento equivalente o superior sobre el precio final del servicio) y pagar precios indignos por debajo de los costes de prestación.

Los transportistas debemos ser los más comprometidos con este proceso de rigor y exigencia, pues nos va todo en ello. Debemos defender nuestra dignidad que es lo mismo que defender nuestros negocios, exigir y aplicar todo aquello que la ley establece y negarnos a trabajar cuando las condiciones no sean las mínimas que la propia ley contempla.

ELTC – Valencia, a 20 de enero de 2011

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.