La carga aérea cierra el primer semestre en máximos históricos

La carga aérea cierra el primer semestre en máximos históricos

Esto ya no es flor de un día. La carga aérea sigue disparada en España, en línea con el resto del mundo, hasta el punto de que cerrado el primer semestre, el periodo más representativo de lo que va de ejercicio, los aeropuertos españoles han batido el récord histórico de movimiento de mercancías en seis meses. Nunca se había alcanzado un nivel de tráfico similar, con los tres aeropuertos de mayor tráfico creciendo por encima del 30%.

Entre enero y junio los aeropuertos españoles de la red AENA movieron un total de 317,51 millones de kilos, récord absoluto, por encima de los 315,28 millones de kilos de 2008, que hasta la fecha eran el mejor registro alcanzado en el primer semestre de un ejercicio.

Este dato tiene aún mayor valor si se tiene en cuenta que justo en el primer semestre de un año antes, en 2009, sucedía totalmente lo contrario: los aeropuertos españoles obtenían el peor registro de los últimos diez años, con apenas 255,05 millones de kilos.

Este profundo salto supone cerrar el periodo enero-junio con un crecimiento del 24,5%, con los cuatro primeros aeropuertos del ranking como motores esenciales de esta transformación, tres de los cuales también han alcanzado sus máximos históricos.

En el caso de Madrid-Barajas, su crecimiento en el primer semestre fue del 33,3%, ratio decisivo en el cómputo general pues los 179,62 millones de kilos del enclave capitalino supusieron el 56,5% del total movido por los aeropuertos españoles. Con esta cifra Madrid batió su récord histórico en un primer semestre.

En cualquier caso, el ritmo de crecimiento de Madrid es similar al de Barcelona-El Prat. El enclave catalán no tiene nada que envidiar el de Barajas, pues creció en el primer semestre un 32,1%, con 53,08 millones de kilos que también le hicieron batir su propio récord.

En el caso del tercer aeropuerto del ranking, Zaragoza, ídem. También creció en el primer semestre por encima del 30%, en concreto un 34,2%, y también batió su récord con 20,35 millones de kilos.

La cuarta plaza fue para Vitoria-Foronda, con 14,04 millones de kilos y un crecimiento del 8,1%, eso sí, muy lejos de su récord, registrado en un ya lejano 2002, cuando llegó a mover un total de 21,49 millones de kilos.

La carga nacional sigue bajo mínimos
Sólo hay un pero, y no es menor, en la evolución de la carga aérea española en lo que va de año: el tráfico nacional.

Tras el espejismo de marzo, mes en el que creció un 6,5%, la carga aérea nacional sigue cayendo mes tras mes y en junio lo hizo un 6,6% con 12,67 millones de kilos.
Es un progresión que parece no tener fin, pues hablamos de ratios negativos muy significativos que además son sobre las ya importantes caídas que hubo en 2009.
En el fondo, la evolución de la carga nacional revela la verdadera dimensión de la crisis en España, con un mercado interior deprimido y un mercado exterior que evoluciona al alza y del que España se aprovecha vía exportaciones.

En este sentido, basta señalar que en junio la carga internacional creció en España un 27,7% hasta los 39,2 millones de kilos.

El volumen de carga total transportada en junio fue de 51,93, el 17,2% más que en junio de 2009. Esto supone volver al ritmo de comienzos de año y una ligera ralentización con respecto a la evolución de los tres últimos meses, en los que los ratios estuvieron en torno al +30%.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.