Conflicto en el Puerto de Bilbao por la firma del nuevo convenio colectivo

Conflicto en el Puerto de Bilbao por la firma del nuevo convenio colectivo

El conflicto llama de nuevo a la puertas del Puerto de Bilbao. Apenas una semana después de que los transportistas autónomos dieran por concluída una semana de paros que bloquearon la expedición de mercancías en el recinto bilbaíno, ahora son los sindicatos de estibadores UGT, ELA y LAB quienes plantean movilizaciones para exigir cambios en las negociación del convenio colectivo llevado a cabo entre Bilboestiba APIE y Coordinadora, mayoritaria en el comité de empresa de la Sociedad de Estiba.

El pasado jueves, la actividad del Puerto de Bilbao ya anticipó el efecto que podría acarrear un paro de los estibadores. Ese día, buena parte de de la plantilla protagonizó un “paro espontáneo”, según el responsable de UGT en el Puerto de Bilbao, Israel Ruiz, para mostrar su disconformidad con la firma prevista para el pasado viernes del convenio colectivo de la estiba para el período 2009-2010, y que a juicio de UGT, ELA y LAB, no cuenta con el consenso de una gran parte del colectivo ya que ha sido “unilateralmente” negociado entre Bilboestiba y Coordinadora.

Legalidad de la huelga
Una vez aplazada la firma del convenio, los sindicatos de la estiba convocaron una asamblea general para la tarde-noche de hoy con el fin de desbloquear la situación y consensuar una única plataforma conjunta de convenio para su posterior aprobación por las empresas.

Con anterioridad, UGT, ELA y LAB habían presentado un preaviso de huelga indefinida que comenzaría a surtir efecto a partir de mañana en caso de que Coordinadora y Bilboestiba siguieran adelante con su propia plataforma de convenio.

En cualquier caso, y a falta aún de conocer los resultados de la Asamblea General de esta tarde, la posibilidad de paro se antojaba bastante remota no sólo por el acercamiento de posturas producido en los últimos días entre los sindicatos sino también, según fuentes de la patronal consultadas por este Diario, por la presunta ilegalidad en la que incurriría la la huelga al haberse presentado el preaviso fuera de los plazos exigidos en el III Acuerdo Marco de la Estiba.

“Daño irreparable”
Este marco regulador es el que precisamente defienden los sindicatos convocantes frente al IV Acuerdo Marco, declarado recientemente nulo e ilegal por la Audiencia Nacional.
Asimismo, las citadas fuentes lamentaron el perjuicio que estas actuaciones sindicales están teniendo sobre la confianza de sus clientes y la imagen del Puerto de Bilbao, al que causan “un daño irreparable con actuaciones irresponsables que no benefician en nada al conjunto de la comunidad portuaria bilbaína”.

Escollos
En estos momentos, el asunto de las aportaciones económicas de los trabajadores se perfila como el principal escollo a salvar para asegurar la estabilidad de sector de la estiba en el puerto bilbaíno. Las empresas fijan un mínimo de 16 jornadas mensuales efectivas a realizar por cada trabajador para garantizar la viabilidad económica de la Sociedad, lo que choca frontalmente con las tesis defendidas por UGT, ELA y LAB, quienes sostienen la gran dificultad de llegar a dicha cifra.

La sombra del ERE sigue siendo alargada
El responsable de UGT en el Puerto de Bilbao, Israel Ruiz, mantiene su confianza en la obtención de un acuerdo amplio para salvar la delicada situación que vive el Puerto de Bilbao. “Lo más adecuado sería llegar a una plataforma conjunta de todos los sindicatos para hacer frente a la política del ‘divide y vencerás’ de las empresas, asegura Ruiz, quien únicamente admitiría la aplicación de un ERE como la consecuencia inevitable de un proceso que a finales de 2010 no ofreciera síntomas de reactivación de la actividad portuaria. “Antes proponemos otra serie de medidas, como poner las vacaciones a disposición de las empresas para que puedan hacer uso de las mismas en caso de que escasez de trabajo; renunciar a la subida salarial prevista del 1,4% para 2009 y 0,4% para 2010 a cambio de que esas cantidades se destinen a prejubilaciones que beneficiarían a 27 trabajadores en edad de prejubilación”. “Existen fórmulas para no tener que llegar a la aplicación de un ERE -sostiene el representante de UGT- aunque hace falta voluntad para ponerlas en práctica”.

EL DATO
Tanto el acuerdo para el mantenimiento del empleo suscrito por Coordinadora y Bilboestiba como el texto del convenio fijan en 16 las jornadas mínimas mensuales que deben realizar los estibadores.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.