44 toneladas: el dilema del coste de una medida que cambiará el mercado de transporte

44 toneladas: el dilema del coste de una medida que cambiará el mercado de transporte

La llegada de las 44 toneladas supondría un cambio radical en el mercado de transporte que podría suponer un reparto desequilibrado de beneficios entre cargadores y transportistas, según un reciente estudio.

La introducción de las composiciones vehiculares de 44 toneladas puede alterar drásticamente el mercado español de transporte, circunstancia que obliga a tomar algunas medidas previas para evitar daños en un sector atomizado y esencial para la economía del país.

Esto se deduce de un estudio elaborado por la Escuela de Ingeniería del País Vasco, con la colaboración de Fundación Pepe Iglesias, Fundación Quijote, Fundación Ricardo Díaz y Fundación GUITRANS Fundazioa, que analiza las repercusiones directas e indirectas que tendría un aumento de la capacidad de carga de los vehículos a 44 toneladas, que se ha presentado esta misma semana.

Así mismo, el informe tambén considera esencial contar con el consenso del sector para tomar una medida que supondría un cambio en la normativa estatal que permitiese aumentar la masa máxima a 44 toneladas, esto es aproximadamente un 15% más de capacidad de carga.

Dos escenarios
Para ello, el trabajo plantea dos escenarios. En el óptimo, las empresas de transporte aumentarían su negocio consiguiendo operaciones a carga completa, mientras que en el segundo, se mantendría un mercado como el actual.

En este último, algunas operaciones dejarían de ser necesarias, de tal manera harían falta un 13,8% menos de flota y de viajes.

En estos marcos, es de esperar que las empresas más grandes puedan adaptarse mejor a la nueva situación disminuyendo su flota, pero las pequeñas tendrían que mantenerla con el consiguiente aumento de costes por tonelada transportada.

Además, el cambio en la masa máxima podría provocar un reparto desequilibrado de beneficios entre cargadores y transportistas, por lo que la medida de este tipo debería abordarse en un momento con expectativas de crecimiento económico estable, tal y como sucedió en Francia, cuando se retrasó hasta 2013.

Impacto medioambiental, en las vías y en la seguridad vial
En cuanto al impacto sobre las carreteras, al aumentar la MMA en los vehículos articulados actuales se aumenta la agresividad y por lo tanto el deterioro del firme, entre un 42 y un 59%.

Esto exige un mayor coste de conservación de las infraestructuras que habrá que determinar quién lo asume.

Por lo que respecta al impacto medioambiental, aunque la medida podría suponer una disminución global de las emisiones en torno al 3,7%, también podría desincentivar la renovación de la flota hacia vehículos propulsados con combustibles alternativos, así como el desvío de mercancías hacia otros medios.

Finalmente, en el ámbito de la seguridad vial, no hay un consenso en relación con los efectos de la medida, aunque las estadísticas de fallecidos publicadas en países que han aprobado esta composición sugieren que no ha contribuido a hacer más segura la circulación por carretera.

Fuente: www.cadenadesuministro.es

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*