Transportar 44 toneladas ahorra dinero y beneficia al medioambiente

Transportar 44 toneladas ahorra dinero y beneficia al medioambiente

La conclusiones que el Servei Català del Trànsit ha extraído de la prueba experimental que permitía la circulación en Catalunya de conjuntos de cinco ejes con hasta 44 toneladas de masa en carga entre el 1 de enero y el 30 de septiembre de 2014 son satisfactorias. Según un informe sobre la prueba elaborado por Trànsit, permitir el transporte de hasta 44 toneladas para determinados camiones comporta ahorros económicos y de emisiones contaminantes.

Durante los 21 meses que duró la prueba, se llevaron a cabo, en los recorridos habilitados al efecto, un total de 97.756 viajes con cargas superiores a las 40 toneladas que permite la normativa actual. Esta cifra supone un ahorro de movilidad del 16%, es decir, el transportar entre 40 y 44 toneladas permitió el ahorro de 15.641 viajes, que suponen un total de 966.193 kilómetros recorridos, según explica Trànsit en su informe, con lo que el ahorro anual se podría estimar en torno a los 500.000 kilómetros.

De estos datos, el servicio de tráfico dependiente de la Generalitat de Catalunya deduce que el ahorro energético obtenido durante los 21 meses de duración de la prueba fue de 195.654 litros de gasóleo, lo que representa un 8,4% de combustible. En concreto, por cada 100 kilómetros recorridos se considera que hay un ahorro de 3,24 litros de gasóleo.

Además, a nivel de costes empresariales, la medida experimental produjo un ahorro de costes de personal de 359.765 euros y de costes variables de 300.063 euros. “En total, ha habido un ahorro de costes de 659.828 euros, que supone un ahorro del 11,9%”, aseguran desde el Servei Català del Trànsit.

Experimento verde
Respecto a los ahorros de emisiones contaminantes, con el consiguiente beneficio para el medio ambiente que esto supone, los viajes de camiones cargados con hasta 44 toneladas de carga supusieron la emisión a la atmósfera de 509 toneladas de CO2 menos que el haber realizado el transporte de las mismas cargas en camiones de menos de 40 toneladas, lo que en porcentaje representa una reducción del 8,4%.

Estas cifras resultan al considerar que la contaminación es de 2,6 kilos de CO2 por cada litro de gasóleo, con lo que los vehículos de 44 toneladas han emitido 6.048 toneladas de CO2 a la atmósfera, mientras que si se hubiera hecho el transporte con vehículos de 40 toneladas, se habrían emitido 6.557 toneladas de CO2.

Según las conclusiones del Servei Català de Trànsit, esta medida también comporta beneficios sociales, ya que con ella se logró una reducción de las horas de conducción. Así, los vehículos de 44 toneladas necesitaron 118.406 horas de conducción para realizar los 6,04 millones de kilómetros recorridos, mientras que para la misma carga transportada, los vehículos de 40 toneladas hubieran necesitado 137.351 horas de conducción. Por tanto, el ahorro en la conducción se cifra en 18.945 horas, es decir, un 16% menos.

Además, destaca también que en ninguno de los viajes que se realizaron dentro de la prueba se produjeron accidentes relevantes.

Medida de impacto
Todo ello hace que el Servei Català del Trànsit considere que “a pesar del alcance experimental de la medida, el impacto económico sobre determinados sectores estratégicos del sector productivo catalán es incuestionable, si bien hace falta añadir desde la perspectiva del tráfico posibles mejoras en la fluidez de éste y en la calidad del aire, además de no destacar ningún incidente o accidente relevante con respecto a la seguridad vial”.

Durante los 21 meses de duración de la medida se adhirieron al ensayo más de 500 transportistas, de los cuales la mitad aproximadamente eran empresas mercantiles y el resto correspondían a transportistas autónomos.

En cuanto a los sectores que más se involucraron en la prueba experimental, por número de viajes realizados destaca el de la construcción, con 51.360 recorridos; el agrícola, con 41.466 y, a mucha distancia, el industrial, con 1.316 viajes.

Si se miden los resultados en cuanto a las toneladas transportadas, el sector agrícola ocupa la primera posición, con 93,60 millones de toneladas, seguido por la construcción, con 67,58 millones y, ya de lejos, el sector industrial, con algo más de 158.000 toneladas.

Fuente: Diario del Puerto

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*