La ‘conducción autónoma’ en los vehículos revolucionará la logística

La ‘conducción autónoma’ en los vehículos revolucionará la logística

La presentación, en la última feria de la IAA, celebrada este año 2014 en Hannover, del “camión del futuro” por parte de Mercedes, ha servido para abrir los ojos a toda una nueva forma de entender la interacción persona/máquina y constituye el primer paso para lograr una conducción autónoma en un plazo de 10 años en el transporte profesional.

Desarrollado en el marco de la iniciativa ‘Shaping Future Transportation’ de Daimler Trucks para ahorrar recursos y reducir emisiones de todo tipo, este prototipo se debe analizar no como un nuevo camión, sino como un elemento decisivo en el sistema de transporte interconectado del futuro.

En este mismo ámbito de la automatización de los procesos de conducción, a pesar de que algunos almacenes ya han estado trabajando con vehículos con conducción autónoma durante años, es ahora cuando su desarrollo se está potenciando; una tendencia que podría cambiar drásticamente el sector de la logística, según se ha señalado desde DHL.

Con el desarrollo de este tipo de soluciones en zonas controladas, el sector de la logística ”se encuentra en una posición privilegiada” para ayudar a dar forma a estos vehículos una vez se preparen para funcionar en las carreteras y vías públicas.

El informe ‘Conducción autónoma en la logística‘ que ha elaborado DHL contiene varias de las aplicaciones que se pueden aprovechar de los vehículos de auto-conducción, mostrando algunos casos dentro de las áreas de picking en almacenes, de la logística a cielo abierto, como puede darse en puertos y aeropuertos, de la asistencia a camiones en el transporte de carga y de la entrega en la última milla.

Entre las ventajas de los vehículos de auto-conducción están la mejora de la seguridad vial, la mayor eficiencia en el consumo de combustible y la reducción del impacto medioambiental. Sin embargo, tal y como se explica en el informe, estas tecnologías autónomas aún tienen mucho camino por recorrer antes de llegar a su plena madurez. Además, también hace falta una regulación, la aceptación pública y el definir algunas cuestiones sobre la responsabilidad de su uso.

A pesar de estos obstáculos, ya se han realizado algunas pruebas, lo que según DHL indica la predisposición de las organizaciones por desarrollar y desplegar tecnologías de auto-conducción. En un futuro y como paso previo, estos vehículos pueden proporcionar mejoras en la asistencia a conductores para, posteriormente, introducir la conducción autónoma en situaciones específicas, como en el caso de los atascos.

Como último paso, se podrán poner en circulación convoyes de camiones totalmente autónomos en carretera durante las 24 horas del día los siete días de la semana. “No hay duda de que la conducción autónoma cambiará el mundo de la logística”, un tipo de conducción que, actualmente, DHL ya está aplicando en algunas de sus operaciones de almacén.

Fuente: Cadena de Suministro

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.