Las expectativas de los operadores logísticos, en su nivel más alto desde 2008

Las expectativas de los operadores logísticos, en su nivel más alto desde 2008

“Lo peor de la crisis ha quedado atrás y el sector logístico parece convencido de que 2014 será, aunque de forma lenta, progresiva y con altibajos, el año de la recuperación”. Ésta es la previsión que realizaron a inicios de año los profesionales del sector logístico. Nueve meses después, y a punto de concluir el año, parece que no sólo se han cumplido estas expectativas, sino que el optimismo de los operadores logísticos se encuentra en su nivel más alto desde el inicio de la crisis económica.

“Positivo”, “cierto optimismo” o “plano-estable” son algunas de las palabras que, según los expertos, definen estos primeros meses del año. Otras como “ilusión”, “tranquilidad” y “cierta alegría” permiten a los profesionales sacar pecho y encarar este tramo final del calendario. La vibraciones son buenas para algunas compañías como TNT, desde donde aseguran que “tenemos más confianza que en ejercicios anteriores”. No obstante, también confiesan que “pese a que hay más luces en el mercado, existe un alto nivel de incertidumbre”.

De todas formas, la cautela de los expertos a la hora de poner fecha de caducidad a la crisis, no impide revisar al alza las previsiones a cierre de ejercicio. En este sentido, y respecto a las previsiones que realizó la consultora DBK en el mes de abril, que apuntaban a un crecimiento del volumen de negocio de los operadores logísticos del 3% para el periodo 2014-2015 como consecuencia de la moderada recuperación del consumo y del dinamismo de las exportaciones, algunos expertos consideran que el crecimiento será superior al pronosticado. En el caso concreto de DHL, por ejemplo, tienen previsto finalizar el ejercicio 2014 con un incremento de la facturación del 2, 5% respecto a la del mismo periodo anterior. Desde la compañía alemana comentan que durante esta primera mitad del año, mientras el comportamiento ha sido positivo para el negocio doméstico, en el internacional ha sido más voluble, “debido a las circunstancias cambiantes que se producen cuando la recuperación económica del país no está todavía consolidada”.

¿Qué podemos esperar de 2015?

De cara a 2015, ejercicio que el socio director de la consultora Retos Logísticos, José Luis Morato, garantiza que servirá para “asegurar el crecimiento”, el sector rezuma todavía más optimismo. “Igual que decíamos que más bajo no se puede caer, ahora decimos que lo mejor está por venir”, declara Morato, que explica que existen numerosas señales que permiten abandonarse a un mayor grado de optimismo, tales como el progresivo incremento de la demanda de almacenes y el aumento de la contratación de personal logístico, lo cual demuestra que se están incrementando las necesidades de algunos operadores.

Para el recién nombrado secretario general de UNO, Francisco Aranda Manzano, 2014 está siendo “superior en número de expediciones, pero con una rentabilidad más baja”, aunque todo parece indicar que la situación debería mejorar en 2015 para este sector. El nuevo responsable de la asociación señala algunos de los grandes retos que afronta esta industria. “Uno de ellos es trasladar la importancia estratégica de la logística y el transporte como plataformas de competitividad de toda nuestra economía y lograr el apoyo real de las administraciones públicas para que favorezcan el desarrollo del sector en un marco de libre competencia y unidad de mercado”, asegura.

En relación a las tendencias que marcarán el próximo ejercicio, Alejandro Molins, profesor de la Escuela de Organización Industrial (EOI), avanza que pese a las perspectivas más positivas que se dibujan, los operadores logísticos seguirán focalizando sus objetivos en el corto plazo, aunque se muestra convencido de que habrá novedades de operadores logísticos y posiblemente un incremento de sus inversiones en España. A este respecto, desde TNT tienen claro que, aunque deben trabajar con la vista puesta en los próximos años, “no podemos distraernos de los objetivos a corto plazo”. Por ello, sostienen que después de unos años en los que las compañías han tenido que desarrollar fórmulas imaginativas para operar de forma cada vez más eficiente, es necesario plantearse escenarios post-crisis. “El mercado del transporte urgente está sujeto en la actualidad a múltiples factores de cambio, en parte motivado por los acontecimientos de los últimos cinco años. Para seguir jugando un papel relevante, tenemos que ser capaces de mirar más allá del próximo trimestre”, añaden.

Con la mirada puesta en el medio y largo plazo, Morato comenta que los operadores logísticos son un gran foco de inversión en Europa. “Las multinacionales están viendo como sus cuentas de resultados son fuertes en Europa, pero no en España. En cuanto logren igualar sus cuentas y los resultados sean positivos, estoy convencido de que empezarán a invertir en operadores logísticos en España”. Por último, el experto destaca que una de las grandes asignaturas pendientes de los operadores logísticos nacionales es que, a día de hoy, no han comenzado a prestar servicios logísticos en otros países. “Estos años de crisis han provocado que muchas compañías españolas saliesen a vender al exterior y lo lógico hubiese sido que los operadores logísticos acompañasen a estas empresas a otros países, pero no ha sido así”, asegura Morato, que explica que en este área existe una gran oportunidad de negocio.

Fuente: El vigía

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.