Europa ya planea el diseño de los camiones del futuro

Europa ya planea el diseño de los camiones del futuro

Serán más largos, redondeados y aerodinámicos para ahorrar combustible y evitar accidentes.

Para la Comisión Europea, los camiones que surquen el continente en el futuro deberían ser más largos y redondeados, con cabezas tractoras más aerodinámicas para ahorrar combustible y reducir accidentes y, finalmente, adoptar algunas de las innovaciones que ya están en marcha en Estados Unidos.

La CE calcula que sus nuevas normas con respecto a los camiones, que se empezarán a elaborar a partir de esta semana, podrían ahorrar unos 5.000 euros anuales sólo en combustible.

También reduciría las emisiones entre un 7 y un 10 por ciento para el camión estándar, el que recorre unos 100.000 kilómetros cada año. Además, la CE estima que estas propuestas pueden ayudar a salvar las vidas de entre 300 y 500 ciclistas y peatones, muertos en Europa cada año en accidentes con camiones. “Un ladrillo es el objeto menos aerodinámico que puedas imaginar, por lo que vamos a mejorar la forma de los camiones en nuestras carreteras”, dijo en un comunicado el comisario de Transporte de la UE, Siim Kallas.

Los grupos que representan a fallecidos en colisiones con vehículos pesados de mercancías han pasado años realizando campañas para pedir el cambio. Jeannot Mersch, presidenta de la Federación Europea de Víctimas de Accidentes de Tráfico, ha pedido la aplicación de esta nueva norma tan pronto como sea posible. “Los camiones tienen una reputación infame en lo que respecta a la seguridad vial, y con razón”, ha dicho Mersch en un comunicado, “en la actualidad, un choque frontal con un camión es como golpearte con una pared de ladrillo”.

Conseguir el respaldo de todos los Estados miembros y el Parlamento Europeo puede llevarle a la UE alrededor de 18 meses, en los que a menudo se diluye la fuerza de las propuestas de la Comisión. Pero las conversaciones para relajar la legislación vigente que limita la longitud de las cabinas de los camiones pueden comenzar de inmediato para poder dar a los fabricantes, que requieren planificar con mucha antelación, orientaciones sobre las futuras necesidades.

Las llamadas “colas de barco” -contenedores retráctiles que pueden ser añadidos a la parte posterior de los vehículos – están ya en uso en los Estados Unidos. El coste de instalar uno de estos supone entre 2.000 y 3.000 euros, pero según informó la CE, este dinero se recupera en uno o dos años gracias al ahorro de combustible.

“Algunos fabricantes están muy interesados en lo que estamos haciendo. Otros, sin embargo, recientemente han pagado una gran cantidad de dinero, lo que hace que la actual generación de camiones pueda quedar obsoleta un poco más rápido”, dijo a Reuters un funcionario de la Comisión Europea que prefirió permanecer en el anonimato.

“La propuesta es un pequeño paso hacia el transporte de mercancías para el siglo XXI”, dijo William Todts, parlamentario europeo en la Comisión de Transporte y Medio Ambiente. Su única crítica de la propuesta es que la Comisión propone permitir que camiones de 25 metros de largo viajen entre estados miembros colindantes siempre que ambos países permitan vehículos de esa longitud. “La Comisión ha abierto la puerta a la utilización transfronteriza de mega-camiones en Europa sin las debidas garantías para la seguridad ciudadana o la protección del medio ambiente. Necesitamos camiones mejores, no camiones más grandes”, dijo Todts.


Fuente: DIARIO VASCO

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*