El uso del GNL se impondrá a los gasóleos en el transporte marítimo

El uso del GNL se impondrá a los gasóleos en el transporte marítimo

Con este combustible se reduce la contaminación un 25% en emisiones de CO2, y además, según varios estudios, el GNL es más económico durante la estancia en puerto que las otras dos alternativas, la electricidad o el gasoil.

El uso del GNL (gas natural licuado) irá reemplazando a los gasóleos en las áreas en las que la nueva normativa requiera una reducción de la contaminación, como ya sucede actualmente en el Báltico y que a medio plazo se irá extendiendo a otras regiones. Así lo aseguraron varios expertos que participaron en los Encuentros con la Mar “Aplicaciones del GNL como combustible en las operaciones marítimas” organizado por el Cluster Marítimo Español.

La convocatoria tenía como objetivo analizar los aspectos legislativos, las cuestiones técnicas incluyendo calidad y especificaciones del combustible, comparación con el suministro eléctrico, inversiones y su retorno, costes, reglamentación y seguridad y formación de los operadores, que afectarán a la introducción del GNL en las distintas operaciones marítimas.

Para Francisco Alonso Gallego, jefe del departamento técnico y nuevos proyectos de Stream Repsol Gas Natural, la incorporación del GNL como combustible en la cadena de operaciones marítimas es inevitable tanto por cuestiones económicas como medioambientales, por ello es preciso ir adaptándose a un escenario que ya es una realidad en el mar Báltico.

En este sentido apuntó que prácticamente todos los tipos de flota son susceptibles de utilizar este combustible, entre ellos los remolcadores, ferries, porta contenedores o buques de cruceros.

1.000 buques en 2020
Por su parte, Jorge Pinto, el representante de DNV, señaló que está claro que con este combustible se reduce la contaminación un 25% en emisiones de CO2, y las alternativas que se presentan a los operadores son “seguir como hasta ahora, pasarse al diesel bajo en azufre mucho más caro o cambiar al GNL”.

Pinto lanzó como previsión conservadora que para 2020 puertos como Barcelona, Valencia y algunos de Canarias dispondrán de infraestructuras para el suministro de este tipo de combustibles. En lo referente a la incorporación de buques que operen con este combustible dijo que “no es descabellado que para 2020 estén operativos entorno a 1.000 buques”.

El puerto de Barcelona en pruebas
El responsable de Ingeniería del Departamento Técnico de Trasmediterránea, Carlos Martín, avanzó los resultados de la investigación que están llevando a cabo en colaboración con Gas Natural en el puerto de Barcelona con buques operativos, “estamos ya en pruebas reales”, dijo. El avance del estudio permite asegurar que el GNL es más económico durante la estancia en puerto que las otras dos alternativas la electricidad o el gasoil.

Para el representante de Enagás, Fernando Impuesto, España por su situación geográfica e infraestructuras portuarias y gasísticas está ante una gran oportunidad para posicionarse como líder en este segmento.

Impuesto, desgranó una a una las plantas de regasificación que su empresa tiene repartidas por todo el litoral español, lo que facilitará, dijo, el suministro a la flota en sus tres posibilidades: Ship-to-Ship; cisterna-buque y tubería-buque.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.