La cuota del ferrocarril alcanzará este año el 13% de los contenedores en el Puerto de Barcelona

La cuota del ferrocarril alcanzará este año el 13% de los contenedores en el Puerto de Barcelona

La cuota del ferrocarril en el Puerto de Barcelona alcanzará este año el 13% del tráfico de contenedores, según las previsiones avanzadas ayer por el presidente del enclave, Sixte Cambra. En 2011, el tráfico de contenedores por ferrocarril creció en el puerto un 41%, hasta los 147.000 TEUs, lo que le ha permitido situarse en una cuota de mercado del 11%, porcentaje que la autoridad portuaria prevé superar en 2012.

El objetivo final del Puerto de Barcelona es lograr que el tren mueva entre el 20 y el 25% de las cargas que transitan por la instalación, aunque esta meta solo se podrá alcanzar una vez estén listos los nuevos accesos ferroviarios al enclave, un tema que “nos preocupa mucho”, recordó Sixte Cambra.

En las próximas semanas, el presidente de la Autoridad Portuaria de Barcelona (APB) tiene previsto reunirse con representantes del ministerio de Fomento, un encuentro en el que espera que se clarifique el calendario de estos accesos. “Quiero pensar que es un tema que se resolverá rápidamente”, señaló Cambra, y más teniendo en cuenta que “se trata de una actuación comprometida por el ministerio” y que, además, “podría financiarse en un 30% con fondos comunitarios”.

Por el momento, los responsables del Puerto de Barcelona “conocemos el proyecto básico y pensamos que el proyecto ejecutivo también está hecho”, precisó el presidente de la APB.

Cuando la terminal de Tercat-Hutchison en el muelle Prat esté operativa, el Puerto de Barcelona pasará de tener 2,5 millones de TEUs a 4,5 millones de TEUs de capacidad “y este es el gran reto y nuestra gran preocupación” porque sin los nuevos y definitivos accesos terrestres a la zona de la ampliación se corre un grave peligro de colapso.

Otro de los retos a los que se enfrenta el puerto de la capital catalana, y que también está relacionado con este incremento de capacidad, es la necesidad de ampliar su área de influencia y lograr que el Mediterráneo en su conjunto aumente cuota de mercado en el tráfico marítimo de contenedores respecto al norte de Europa.

El gran reto de aumentar tráfico a la par que la ampliación de capacidad del enclave “solo se podrá lograr con un crecimiento del Mediterráneo en general. No es suficiente con captar cuota de otros puertos vecinos. Y tenemos que hacer crecer también nuestro hinterland”, remarcó Sixte Cambra.

En este sentido, el Puerto de Barcelona ya trabaja desde hace tiempo en la construcción de una red de terminales intermodales, tanto en la Península como en Europa, para ampliar la zona de influencia a un radio de más de mil kilómetros y que debería alcanzar regiones con las zonas de París, Roma o Lisboa, además del norte de África.

Sixte Cambra recordó que el Puerto de Barcelona es, en estos momentos, el mayor puerto de España y uno de los mayores del Mediterráneo en cuanto a cifras económicas, con unos ingresos anuales que rozan los 170 millones de euros y un cash flow que se sitúa año tras año en torno a los 80 millones.

Lo buenos resultados del puerto permiten a la APB afrontar con garantías importantes inversiones. En este sentido, este año el puerto prevé ejecutar una inversión pública de 193 millones de euros. Las inversiones privadas en ejecución o comprometidas ascienden a 826 millones de euros.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.