Los puertos del Eje del Sena se unen para formar un gigante

Los puertos del Eje del Sena se unen para formar un gigante

La necesidad agudiza el ingenio… y en tiempos de crisis no hay mayor ingenio que el de olvidar viejas rencillas y competencias inútiles para tratar de sumar. Los puertos franceses de Le Havre, Rouen y París han anunciado la creación de un grupo de interés económico (HAROPA) que ha dado como resultado el cuarto puerto europeo en volumen de tráfico.

Aunque bastante por detrás de los grandes del norte del continente, el nuevo puerto HAROPA suma un volumen anual de más de 130 millones de toneladas (30 de los cuales pertenecen al tráfico fluvial).

Los puertos del eje del Sena, se extienden sobre una superficie de más de 200 kilómetros en la región de Normandía, con Le Havre y París como límites y Rouen en el centro de un corredor con 25 millones de consumidores, una capacidad de almacenamiento logístico de 2,5 millones de metros cuadrados y con posibilidad de mover hasta siete millones de TEUs.

Por el momento, el grupo de interés está dirigido por los directores de las tres autoridades portuarias y la presidencia es rotativa anualmente.

Según aseguraron los dirigentes de Haropa durante la presentación del grupo, “nuestro objetivo es crecer y ganar cuota de mercado”. Por el momento, según indicaron, Haropa es el primer puerto de Francia para el comercio exterior; el primero de Europa para la exportación de cereales, vinos y alcoholes; el primero de Francia y el quinto de Europa en tráfico de contenedores y el primer puerto fluvial europeo.

Los tres socios van a poner en común sus conexiones de tráfico marítimo internacional, la oferta de transporte multimodal y miles de hectáreas de reserva de tierras y terrenos para instalaciones industriales y logísticas.

Respecto a los motivos de esta unión, durante la presentación del grupo los directores aseguraron que los grandes puertos del norte de Europa pronto caerán en la sobrecapacidad por lo que la competencia para mantener los tráficos se va a volver mucho más feroz. Ante esta situación, a los puertos más débiles no les queda otra opción que la unión de sus fuerzas para poder sobrevivir.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.