Los operadores demandan homogeneización sobre logística inversa

Los operadores demandan homogeneización sobre logística inversa

El sector del transporte y la logística abordó ayer en Madrid, de manera unánime, la necesidad urgente de homogeneizar la normativa autonómica existente sobre los procesos de logística inversa, estrechamente vinculada a la devolución de productos y al tratamiento de residuos. El principal problema al que se tienen que enfrentar las compañías que afrontan los procesos de logística inversa es que cada Comunidad Autónoma ha desarrollado su propia legislación, lo que dificulta la optimización de estos procesos.

Así quedó reflejado ayer en unas jornadas llevadas a cabo por la Asociación Española de Usuarios del Transporte de Mercancías (Aeutransmer).

Tanto Mercedes Hortal, responsable del Departamento de Sostenibilidad de ITENE, como Dolores Ruiz, directora de Supply Chain de Lactalis Iberia y Juan Martino, director de Operaciones y Logística de Signus, reflejaron las dificultades que las diferencias normativas ocasionan a los operadores.

“Nos encontramos con una legislación muy farragosa y con muchas contradicciones entre las diferentes Comunidades -denunciaba Dolores Ruiz. Si las Comunidades Autónomas no generan no generan normativas parecidas, nos causan gran confusión a las empresas”.

Lo cierto es que las devoluciones de productos para su reciclaje o una nueva utilización han desarrollado un nuevo modo de entender la logística y una buena oportunidad de negocio “siempre que no se intente compatibilizar con la cadena de suministro tradicional”, aclaró Juan Martino.

Ayer quedó reflejado que la logística inversa requiere de un circuito propio. Así lo indicaron los diferentes ponentes, que animaron a las empresas a desarrollar una cadena de suministro exclusiva para la logística inversa y diferenciada de la cadena directa.

“Si la logística inversa se gestiona adecuadamente puede traer beneficios. Lo que tendrían que hacer los operadores logísticos a corto o medio plazo es especializarse en ofrecer servicios de flujos de logística inversa, porque este tipo de operaciones se caracterizan por ser muy fluidas al tratarse de productos que han de ser remanipulados muy rápidamente para de nuevo ponerlo en el mercado o darle un uso diferente”, explicó Dolores Ruiz.

Diferencias básicas entre los costes de la logística inversa y de la logística tradicional
Mercedes Hortal, responsable del Departamento de Sostenibilidad de ITENE, presentó un análisis de los costes que soporta la logística inversa respecto a la logística tradicional, entre cuyos datos más significativos destaca que los costes de transporte de la logística inversa son mucho mayor que los de la logística tradicional. Por el contrario, los costes de mantenimiento de inventario son menor y los de merma o robo mucho menor. Si nos referimos al precio que puede suponer la obsolescencia cabe mencionar que éste puede ser mayor en comparación con la logística directa, mientras que los de clasificación y diagnóstico de calidad y manipulación son mucho mayor que los de la logística tradicional.

Dentro del proceso de la cadena de suministro correspondiente a la logística inversa nos encontramos costes significativos que no existen en la cadena de suministro de la logística directa. Estos costes son, por ejemplo, los correspondiente a la reparación y reembalado del producto, así como en los cambios de valor del mismo.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.