Las ayudas al abandono en el transporte por carretera llegan a un 30% más de autónomos

Las ayudas al abandono en el transporte por carretera llegan a un 30% más de autónomos

En pleno debate sobre cuál debe ser el papel de la Administración en el establecimiento de medidas regulatorias para el adecuado dimensionamiento del mercado del transporte de mercancías por carretera, el Ministerio de Fomento ha hecho pública esta semana la concesión de ayudas al abandono de la profesión para transportistas autónomos correspondiente a 2015, que supone un incremento de la partida y los beneficiarios por primera vez desde 2010.

Tal y como ha publicado el BOE esta semana, el Ministerio de Fomento ha otorgado este año 12,72 millones de euros de ayudas para el abandono de la profesión de transportistas autónomos, medida definida en su día en el marco de las regulaciones para fomentar el incremento de la dimensión empresarial en el sector del transporte de mercancías por carretera.
La partida destinada para 2015 supone el incremento de la misma por vez primera desde el año 2010 y justo cuando desde algunos ámbitos se critican otras medidas con igual fin, como la supresión de la cotización por módulos o las condiciones para el acceso a la profesión, con el mínimo de tres vehículos y un máximo de antigüedad.
Tras el techo alcanzado en 2009 y 2010 con 60,4 millones de euros de ayudas al abandono, los recortes habían sido constantes hasta el suelo alcanzado el año pasado, con tan sólo 9,8 millones de euros de ayudas.
Ahora, en 2015 la partida presupuestaria vuelve a crecer, en concreto un 29,7%, lo que implica también un incremento significativo en el número de transportistas autónomos beneficiarios.
Beneficiarios
El año pasado las ayudas alcanzaron a apenas 328 autónomos y este año se ha logrado llegar a 424, todos ellos con la ayuda mínima de 30.000 euros, es decir, transportistas en edad de jubilación, lo que quiere decir que las ayudas no han llegado para retiros anticipados, como sucedía antaño.
Cabe recordar que en 2009, por ejemplo, se llegaron a otorgar ayudas de una media de 77.814 euros por transportista, es decir, más del doble de lo que se viene otorgando en la actualidad. Entonces fueron 778 beneficiarios.
Un año después, en cambio, con la misma partida presupuestaria, las ayudas se destinaron a 1.188 transportistas, con una media de algo más de 50.000 euros por autónomo.
Esto da una idea de cómo en aquellos años era muy importante el fomento de no sólo el abandono de la profesión, sino del abandono anticipado.
Fue en ese año 2010 cuando se alcanzó el techo de beneficiarios y el año pasado cuando se tocó suelo.
El incremento de los beneficiarios entre 2014 y 2015 ha rozado el 30%.
Fuente: Diario del Puerto

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*