España será el mercado europeo en el que más crecerá el e-commerce

España será el mercado europeo en el que más crecerá el e-commerce

Las tasas de crecimiento del e-commerce durante este ejercicio y hasta el 2017 seguirán en dos dígitos en casi todo el mundo, consecuencia del auge de los smartphones y las tablets y por la disposición de los minoristas a invertir en sus divisiones de Internet.

El mercado europeo que más crecimiento registrará en el e-commerce será el español, con un aumento anual del 18%, seguido del italiano con el 16%. Así lo asegura el informe publicado por Forrester sobre las ventas al por menor online en Europa, que explora las tasas y los factores subyacentes del crecimiento en Europa hasta 2017.

En concreto, el documento predice que el comercio electrónico registrará un exponencial crecimiento de las ventas que pasarán de los 112 mil millones de euros en 2012 a los 191 mil millones en 2017, lo que supone una subida anual del 10,5%. En cuanto a EEUU el estudio proyecta que las ventas minoristas online alcanzarán los 370 mil millones de dólares en 2017 frente a los 231 mil millones de 2013, un ascenso anual del 10% durante los próximos cinco años.

Crecimiento dispar
Mientras que España e Italia crecerán por encima de la media europea, el crecimiento en Reino Unido se mantendrá en un 10%, ya que este mercado ya registró en el pasado sus mejores años.

La disparidad del aumento del comercio electrónico entre los países europeos es consecuencia de la brecha existentente entre los mercados más maduros en el norte de Europa, donde las compras online han sido más frecuentes, y los mercados del sur, en los que el comercio electrónico aún tiene que llegar a ser una actividad principal.

En este sentido, mientras que en los países del sur las empresas de e-commerce deben centrarse en impulsar el crecimiento en Internet, el Norte de Europa entra en una nueva fase de expansión competitiva, donde los minoristas online deben ofrecer a los consumidores una elección sin precedentes y un producto innovador para mantener su competitividad.

El estudio concluye que para el 2017 la participación del e-commerce supondrá el 15% de la economía del Reino Unido, dos puntos más porcentuales del 13% actual, el 10% de Alemania, frente al 7% actual, el 7% de Francia (5%) y España duplicará su peso alcanzando un 4%, frente al 2% de 2013.

Las tablets, los smartphones e Internet
Forrester señala que el comercio minorista seguirá superando el crecimiento de las tiendas físicas debido a dos cambios notables que han ayudado a apuntalar este aumento tan notable del e-commerce.

Por un lado, el auge de los teléfonos inteligentes y de las tablets que ha permitido que aumente la cantidad de tiempo que dedican los consumidores a Internet y por lo tanto se generan más oportunidades de venta. “Las consumidodres son más propensos a usar sus teléfonos no solo para investigar sobre el productos sino también para encontrar el mejor precio”. Por otro lado, la disposición de los minoristas por invertir fuertemente en sus divisiones de Internet lo que influye notablemente en el e-commerce.

Las tasas de crecimiento del e-commerce durante este ejercicio y hasta el 2017 seguirán en dos dígitos en casi todo el mundo. Con este positivo crecimiento el informe advierte de que el e-commerce continuará destruyendo las ventas tradicionales del sector retail.

Fuente: cadenadesuministro.es

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.