Corredor Mediterráneo

Corredor Mediterráneo

Con más nervios que Pedro Almodóvar en una ceremonia de los Oscar. Así vivió ayer la España logística la apertura por parte de Siim Kallas, comisario europeo de Transportes, del “sobre” con la propuesta de la Comisión Europea sobre las Red Básica de las Redes Transeuropeas. Al final, queda incluido en su totalidad el Eje Mediterráneo y queda excluido el túnel central de los Pirineos. Esto supondrá romper con el modelo radial de las infraestructuras españolas, pero al mismo tiempo se prolongará el déficit histórico en lo relativo a la permeabilidad pirenaica.

José Blanco, ministro de Fomento, se mostró exultante con la propuesta de la Comisión Europea, que incluye dentro de la red básica dos grandes corredores: el Corredor Mediterráneo, completo, entre la Frontera Francesa y Algeciras, al que va adherida la sección denominada Corredor Central, que conecta Barcelona, Tarragona, Zaragoza, Madrid y Algeciras; y el Corredor Atlántico, que conecta Oporto, Salamanca-Valladolid, Vitoria e Irún. A estos se añaden dos secciones: el Corredor Cantábrico-Mediterráneo, que conecta Valencia con Zaragoza y Bilbao; y el Corredor Atlántico-Mediterráneo, que conecta Valencia con Madrid, Badajoz y Portugal.

Para José Blanco, la propuesta de la Comisión representa una “enorme satisfacción” ya que recoge “todos los planteamientos” del Gobierno español y responde a “todos los objetivos de España como país”.

Además, según declaró el ministro a los pocos minutos del anuncio oficial, la propuesta “recoge nuestra filosofía, al plantear para España una red mallada”.

“Se consagra el paso de la España radial a la España en red”, dijo el ministro, subrayando la vertebración mallada que representan todos los corredores propuestos en la Red Básica por la Unión Europea.

Dicho esto, el ministro no pudo eludir la decepción existente en algunos sectores por la no inclusión de la Travesía Central de los Pirineos y el túnel de baja cota en la Red Básica, resuelta con la conexión del Corredor Central al Corredor Mediterráneo desde Zaragoza y a través de Tarragona.

Para el ministro, no tenía “ningún sentido incluir la Travesía Central. La Red Básica implica un presupuesto de financiación y la ejecución de los proyectos antes de 2030. En el caso de la Travesía Central no hay nada de nada, no hay ni estudios, por eso no tenía ningún sentido establecer ahora compromisos financieros”.

Con todo, Blanco insistió en que si bien la Travesía Central ha quedado ahora fuera de la Red Básica, sí ha sido incluida en la denominada Red Global, que en su caso deberá estar concluida antes de 2050.

Esto imposibilita acceder a la financiación prevista para la Red Básica pero permite seguir accediendo a financiación de la Unión Europea.

En este sentido, el objetivo del Ministerio de Fomento es acelerar los estudios de construcción de la Travesía Central con financiación europea, elaborar el proyecto y, de cara a la revisión de la Red Básica en 2023, proceder a incorporar la Travesía Central a la misma para acelerar y tener el túnel en el entorno de 2030.

El ministro insistió en su declaración en que los planteamientos de la Unión Europea suponen haber aceptado íntegra la propuesta de España, lo que pone de manifiesto que ha sido el Gobierno español el que ha decidido variar su estrategia en torno a la Travesía Central.

Como valoración tras la intensa presión sectorial y regional experimentada por el ministro en los últimos meses, José Blanco se mostró “orgulloso de haber probado que se pueden defender los intereses de todas las regiones y de haber demostrado que todos los corredores son compatibles”.

Cara: Satisfacción en el “Mediterráneo”
La satisfacción ayer por la inclusión en su integridad del Corredor Mediterráneo en la Red Básica fue generalizada. Destaca el comunicado conjunto que a los pocos minutos del anuncio de Siim Kallas, comisario europeo de Transportes, hicieron los gobiernos de Illes Balears, Catalunya, Región de Murcia y Comunidad Valenciana, que tras aplaudir la decisión reclamaron al gobierno de España “que cumpla todos los plazos para hacer realidad lo antes posible el Corredor Mediterráneo de mercancías”.

“Por primera vez en la historia, se rompe la España radial y se plantea una estructura mallada que nos comunica y nos une. Conviene que el gobierno del Estado sea coherente con esta apuesta y sus compromisos de inversión”, recogía el comunicado.

Igualmente hay que destacar el posicionamiento de Ferrmed, quien advirtió que “queda aún un largo camino por recorrer en lo que concierne a la correcta identificación de los Corredores Principales en la Red Central, priorizando las inversiones”.

Cruz: Aragón culpa al ministro
La cruz en la jornada de ayer hay que buscarla en Aragón, donde la exclusión de la Travesía Central cayó como un jarro de agua fría en un Gobierno que culpa íntegramente de la decisión de la Comisión Europea al ministro de Fomento. Según declaró el consejero de Obras Públicas y Transportes, Rafael Fernández de Alarcón, “lo que nos ha faltado es tiempo para llegar a convencer al ministro -que por lo visto no está convencido- y para llegar a convencer al Gobierno francés y al Comisario Europeo”.

“Desde julio no da tiempo a demostrar que este es el único corredor que permite asumir el 20% de las mercancías que deben transportarse entre la península y europa por ferrocarril. Y, además, es el que más rápidamente se puede hacer”, dijo el consejero.

“Estamos seguros de que será más fácil convencer al nuevo ministro”, dijo Alarcón, quien precisó que Aragón no va a presentar alegaciones y anunciará el día 24 los pasos que a continuación va a dar.

Fuente: Miguel Jiménez DIARIO DEL PUERTO

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.