¿Subidas de precios generalizadas para principios de 2008?

¿Subidas de precios generalizadas para principios de 2008?

Desde diferentes patronales provinciales, los empresarios transportistas están planteando caa vez con mayor fuerza una necesaria subida de precios de los servicios prestados a los clientes para comienzos de 2008, como respuesta a las subidas de todas las partidas de costes de la empresa, tanto combustible como costes laborales.

En estos días, estamos dando cuenta del sentir generalizado que, a nivel provincial, se está detectando entre los empresarios transportistas de diferentes comunidades que plantean una subida urgente de los precios del transporte para comienzos de 2008, aplicando las revisiones oportunas como consecuencia del crecimiento acumulado del precio del gasóleo que hasta noviembre de 2007, según los últimos datos del Boletín Petrolero, se situaba en torno al 17-18%. Y, junto a ello, los repuntes que se han producido en los costes laborales de las empresas como efecto de la normativa laboral y de las revisiones salariales acordadas en los convenios provinciales.

El gasóleo, 60% de los costes de explotación
En concreto, en Asturias, las dos patronales Asetra y Cesintra han instado a los empresarios del sector a que trasladen a los precios de sus servicios el aumento de costes habidos a lo largo del año, debido, sobre todo, al aumento del precio del gasóleo. \”Todas las empresas sin excepción están abocadas a seguir soportando el incremento del precio del gasóleo, un aumento constante de los costes de explotación y la necesaria adecuación a la nueva y restrictiva normativa de los tiempos de descanso\”, se subraya desde las patronales.

Según datos aportados por ambas, el 60% de los costes totales de explotación proceden del precio del gasóleo, que ha subido un 12% en los once primeros meses del año, y de los costes laborales que, aseguran, ha sufrido \”un importante crecimiento\” como consecuencia de la negociación colectiva. Destacan asimismo el encarecimiento de costes que supone el nuevo reglamento sobre las horas de conducción y descanso de los conductores, además del preocupante aumento del IPC, un 4, 1% en lo que va de año.

Tiempos de carga y descarga, un dolor de cabeza para el empresario
Se pide que a partir del próximo 1 de enero se actualice esta subida en los contratos, introduzcan en los mismos la cláusula de revisión automática de los precios de transporte en función de la variación de la subida del gasóleo.

También piden a las empresas usuarias de transporte que adapten los actuales sistemas de carga y descarga de mercancías para aminorar en la medida de lo posible los tiempos de duración de las operaciones y evitar así los tiempos de espera previos.

En este sentido, quizás este está siendo uno de los principales escollos – ajuicio de los empresarios- de la nueva normativa laboral, los retrasos en los tiempos de carga y descarga, que el cliente, a nivel general, aún no llega a entender que el tiempo de espera del chófer está limitado, ya que si no reprcute directamente sobre su tiempo de trabajo efectivo, es decir, se reduce el tiempo que tiene el conductor para trasladar la mercancías hasta el destino de descarga. Y estas horas perdidas el empresario debe pagárselas al conductor, y por tanto repercutirlas en el precio del servicio al cliente.

Desde Galicia, los transportistas argumentan que \”la situación es insostenible y, además, no salen las cuentas: con la actual cotización del crudo el litro de gasoil debería venderse a 0, 98 euros o a 1 euro y no a 1, 07; siempre pagan los consumidores\”, señalan muchos. Anuncian que a partir de 2008, las tarifas del transporte aumentarán, de media, un 7%\”.

Resultados del paro nacional de octubre de 2005
El alza del gasoil provocó una huelga de los camioneros en toda España hace ahora justo dos años. La movilización colapsó el reparto de mercancías en la comunidad gallega y afectó a sectores básicos, como el sanitario. Las industrias lácteas se vieron obligadas a tirar miles de litros de leche y los supermercados se quedaron desabastecidos. Los camioneros explican que, fruto de aquella protesta, alcanzaron unas mejoras, como la actualización de tarifas y un mayor control sobre la competencia desleal\”, señala un representante de los empresarios.

Esto, según los transportistas gallegos, va a tener un fecto directo sobre los precios de los prductos finales de cara al consumidor. Las economías domésticas cerrarán el 2007 castigadas por la inflación de las gasolinas y, sobre todo, de los alimentos, lo que ha colocado el IPC en el 4, 1%.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*