Los efectos del coronavirus en la logística se dejarán sentir a partir de marzo

Los efectos del coronavirus en la logística se dejarán sentir a partir de marzo

La cancelación de servicios por parte de las principales navieras provocará una disminución de las escalas en las rutas marítimas en fechas próximas

El recientemente bautizado como Covid-19 por la Organización Mundial de la Salud Covid-19 y más conocido como coronavirus de Wuhan ha desatado también la alerta en la cadena logística y de suministro mundial. Los principales actores del sector logístico están monitorizando la situación de los puertos, aduanas, aeropuertos y fábricas del país y están tomando decisiones para ajustar sus planificaciones en función a la evolución de la crisis sanitaria y sus consecuencias. Todo apunta que será a partir de marzo cuando sean más evidentes las consecuencias del coronavirus en el ámbito logístico.

La onda expansiva del coronavirus llega cada día a un nuevo rincón del mundo. China, como epicentro de la epidemia, está concentrando el mayor número de personas afectadas y fallecidas, a pesar de sus esfuerzos de contención, que obviamente impactan sobre la vida diaria de sus ciudadanos y empresas. No en vano, China es una de las principales economías y la fábrica del mundo, tanto de producto acabado como de bienes intermedios necesarios para la producción en otros países. De forma más tardía, es lo que sucederá también en la logística y la economía mundial. Ya se hayan cancelados eventos a miles kilómetros con la trascendencia global del Mobile World Congress (MWC) de Barcelona o la cita transitaria WCA, pero los efectos en logística perdurarán y se acrecentarán en las próximas semanas.

La onda expansiva de la crisis del coronavirus llega cada día a un nuevo rincón del mundo

Por el momento, fuentes de Amazon han indicado que “no hemos detectado ningún impacto en nuestras operaciones”. Por su parte, El director de Logística de Hisense Iberia, Indalecio López, ha destacado que la compañía china de electrónica de consumo “cuenta con stock en almacén, porque ya habíamos planificado antes el trabajo”. Indalecio López está en contacto con las navieras “y esperan que en un par de semanas se pueda normalizar la situación de los contenedores que no están recogiendo por el black sailing”. En el caso de Hisense Iberia, su director de Logística ha señalado que su compañía “recibe producción de las plantas de Eslovenia y la República Checa, por lo que mantenemos los objetivos para este año”. En este mismo sentido se ha expresado el presidente de la Asociación de Empresarios China-Valencia, Fernando Zhou: las empresas chinas situadas en España “ya habían hecho sus provisiones antes del Año Nuevo chino y habían comprado para meses”.

Las principales líneas aéreas han anunciado la suspensión del servicio desde el 1 de febrero, aunque la mayoría volverán a volar a China a finales de los meses de febrero y marzo, ha indicado el operador logístico Kerry Logistics. Por lo que respecta al transporte marítimo, algunas navieras han anunciado suspendido servicios, decisión que se añade a la cancelación de escalas de las últimas semanas. El operador logístico Kerry Logistics ha informado a sus clientes de la suspensión parcial de servicios por parte CMA CGM, Cosco, MSK, APL, ONE, OOCL, HPL, Hamburg Süd y ZIM. Asimismo, se han producido también demoras e incidentes en los servicios ofertados por MSK, Cosco, OOCL, HPL y PIL. Además, algunos de los mayores puertos chinos se han unido a estas excepciones, como es el caso de Shanghai, Ningbo, Guangzhou, Tianjin y Xiamen. Fuera del territorio chino, algunos países han impuesto restricciones a las escalas en sus puertos, como es el caso de Estados Unidos, Canadá, Australia, Singapur, Filipinas, Indonesia, Vietnam, Kuwait, Brasil, Emiratos Árabes Unidos, Arabia Saudí, Malasia, Tailandia, Japón, Korea y Argentina.

La cancelación de escalas y la suspensión de servicios ha reducido la capacidad del mercado de transporte marítimo

Esta cancelación de escalas y la suspensión de servicios durante las tres primeras semanas de febrero, han provocado que la capacidad del mercado de transporte marítimo se haya reducido, según ha apuntado Kerry Logistics, que ha calculado esta reducción a partir de la capacidad de una semana normal y los diferentes anuncios realizados por las compañías marítimas. En este sentido, la semana del 2 al 8 de febrero ha sido la más afectada según Kerry Logistics. En comparación con la capacidad de una semana normal, las rutas transpacíficas han sufrido una reducción del 51%, los servicios con Europa y el Mediterráneo del 47% y los enlaces con Latinoamérica del 54% durante la primera semana completa del mes de febrero. La capacidad total en esos siete días, según ha destacado el operador, ha sido ligeramente superior al 50% de una semana normal.

La directora corporativa de Ventas de Tiba, Belén Carratalá, ha constatado que la importación “no está sufriendo en la actualidad, porque los barcos que están llegando salieron hace tiempo de China”. Sin embargo, Carratalá prevé que con los anuncios emitidos “por las navieras para esta semana y las próximas, se reducirán las escalas, sobre todo desde ahora y en el mes de marzo”. En cuanto a las soluciones que está adoptando la transitaria, Belén Carratalá ha citado la utilización de “servicios de carga aérea con acuerdos de espacios con compañías locales, ya que las más grandes han anunciado la suspensión de los vuelos hasta el 15 de marzo”. En cuanto al tráfico de exportación hacia China, la directiva de Tiba ha explicado que se están contratando “servicios aéreos o combinados aéreo y marítimo a países cercanos a China, como es el caso de Corea, ya que existen menos problemas que con el transporte desde Europa”.

Los transitarios buscan soluciones en el transporte aéreo a la cancelación de servicios de las navieras

Se están produciendo desvíos de barcos hacia Singapur “porque las terminales chinas están colapsadas de equipo y no aceptan más contenedores, hecho que se solucionará según vayan saliendo”, ha manifestado Belén Carratalá. Sin embargo, la importación a Europa en las próximas semanas “va a andar escasa precisamente de equipo, porque la falta de rotación provoca que la reposición vaya bajando”.

Las rutas ferroviarias han sido o bien canceladas y retrasadas, o bien operan con capacidad limitada

En cuanto al transporte de mercancías por ferrocarril, algunas rutas desde China a destinos europeos como Malaszewicze, Hamburgo y Duisburgo han sido o bien canceladas o bien retrasadas, ha señalado Kerry Logistics. Las rutas que conectan con Moscú están operando con capacidad limitada.

Por lo que respecta a la situación de los principales nodos logísticos chinos, Kerry Logistics ha indicado que, en el caso de Guangzhou, las aduanas han vuelto al trabajo el 3 de febrero y el cruce de frontera por camión debe ser reservado con 48 horas de antelación. Además, el servicio de transporte terrestre hacia el interior ya está disponible.

Las aduanas en los principales nodos logísticos han reanudado sus actividades a principios de febrero

En Shenzhen, la operación de la aduana del aeropuerto y la estación de carga se ha reanudado, pero todos los vuelos de mercancías han sido suspendidos hasta nuevo aviso. Las importaciones por vía aérea disfrutarán de un periodo de tres días de almacenaje exento de tasas, ha apuntado Kerry Logistics. En el caso de Shanghai, las aduanas han reanudado su trabajo, con prioridad para los suministros de ayuda para prevenir el contagio del coronavirus. El transporte por carretera, excluido el que cruza la frontera, opera con capacidad limitada y se han bloqueado vías fronterizas, lo que afectará, según Kerry Logistics, a las entregas y recogidas de las ciudades cercanas a Shanghai, que ha denegado el acceso de conductores y vehículos procedentes de Hunan, Hubei, Zhejiang, Anhui, Guangdong, Henan y Jiangxi.

El puerto de Ningbo, según ha apuntado Kerry Logistics, opera con normalidad. En todo caso, ha aprobado el almacenaje gratuito de los embarques que hayan arribado entre el 25 de enero y el 9 de febrero. Los camioneros recibirán las ordenes desde el 17 de febrero, pero el cruce de fronteras para vehículos pesados se encuentra seriamente afectado. Los cargadores volverán al trabajo el mismo 17 de febrero y las navieras Maersk, Cosco y Hapag-Lloyd han anunciado una exención por detención desde el 27 de enero al 9 de febrero. Finalmente, en el caso de Xiamen, las aduanas del aeropuerto ha reanudado su actividad el 3 de febrero, y las compañías de transporte por carretera el 10 de febrero, ha destacado Kerry Logistics.

Fuente: www.elmercantil.com

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.