El levantamiento de las sanciones a Irán supone un “rayo de esperanza” para los operadores marítimos de contenedores

El levantamiento de las sanciones a Irán supone un “rayo de esperanza” para los operadores marítimos de contenedores

En Irán confluyen dos de las principales rutas de comercio marítimo, por lo que los operadores están volviendo al país de la mano del desbloqueo comercial.

En un contexto de desaceleración en el tráfico marítimo de contenedores a nivel mundial, el levantamiento de las sanciones a Irán impuestas en su día por las Naciones Unidas, Estados Unidos y la Unión Europea, representa un “rayo de esperanza” para los operadores marítimos, según señalan desde la consultora Drewry.

A esta situación se ha de sumar el reciente desbloqueo en las relaciones comerciales bilaterales entre Cuba y Estados Unidos. El potencial de crecimiento en tráfico de contenedores que estos dos levantamientos traen consigo suponen un “tónico” bien recibido por las navieras, sobre todo ante las perspectivas sombrías que se presentan en otras regiones.

Así, aunque el mercado iraní no cubra el déficit en los volúmenes de contenedores a nivel mundial, es cierto que existe una gran oportunidad para que las navieras escalen en un país que se recupera económicamente, con una población de casi 80 millones de personas que aumentará la demanda de bienes que previamente les fueron negados.

En Irán confluyen dos de las principales rutas del comercio marítimo, Transpacífico-Asia-Europa y América del Norte-Europa. La mayor parte de la mercancía es manipulada por el puerto de Shahid Rajaee, más conocido como Bandar Abbas, en el que se mueven más del 90% de todos los contenedores que entran y salen de Irán.

Levantamiento del bloqueo al puerto

En junio de 2011, Estados Unidos incluyó al principal operador del puerto, Tidewater Middle East, en su lista negra de empresas por posibles vinculaciones con el Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica y por supuestamente facilitar envíos ilícitos.

Motivado por el éxodo de operadores a otros puertos cercanos tras esta sanción, el tráfico en el puerto ha descendido considerablemente desde ese año, cayendo entre marzo de 2012 y marzo de 2013 un 18% y en el mismo periodo entre 2013 y 2014 un 19%, aunque repuntó un 4% entre 2014 y 2015.

No obstante, antes de la inclusión de la terminal en la lista negra norteamericana, el puerto de Bandar Abbas había venido creciendo a un ritmo del 13% anual desde el año 2005, llegando a manipular en el 2012 cerca de 2,6 millones de TEUs.

Ahora, según afirman desde Tidewater, el gobierno de Estados Unidos ha retirado a la empresa de esta lista, por lo que los operadores están regresando a la terminal. Evergreen, Hanjin, UASC y CMA CGM son algunas de las navieras que han vuelto a incluir al puerto iraní en sus rotaciones en este verano de 2015.

Por eso, tras el anuncio del levantamiento del bloqueo comercial, desde Tidewater han emitido rápidamente un comunicado en el que aseguran que pronto comenzarán “serias negociaciones” con los extranjeros interesados en el nuevo comercio, ante la posible competencia de DP World, que podría estar interesada en instalarse en el país.

En este contexto, desde Drewry señalan que, si bien “queda mucho por hacer” a nivel político, esperan que los operadores marítimos lleven a cabo acciones próximamente para tomar ventaja sobre sus competidores ante la nueva demanda.

Fuente: Cadena de Suministro

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*