Melilla busca capital privado para una gran ampliación de su puerto

Melilla busca capital privado para una gran ampliación de su puerto

Melilla busca inversores públicos y privados para un gran proyecto de ampliación de su puerto, por el que la Autoridad Portuaria prevé gastar 300 millones de euros en los próximos cuatro años.

*50 hectáreas*

Para paliar estas circunstancias y potenciar el futuro de la ciudad autónoma, la Autoridad tiene en mente una ampliación de las instalaciones en 500.000 metros cuadrados (50 hectáreas), gran parte de ellas ganadas al mar, que se añadirán a las actuales, según avanzó a este diario Almazán.

Se buscan tres objetivos fundamentales. El primero de ellos es la creación de una gran terminal de contenedores con capacidad para, al menos, 170.000 contenedores (Teus) al año.
En segundo lugar, se pretende reubicar en el puerto las industrias consideradas ‘de riesgo’ que están situadas en el centro de la ciudad (y que ocupan un 18% de la superficie), entre ellas una central de energía eléctrica de Endesa y una planta de combustible del grupo petrolero Shell.
En tercer lugar, se pretende poner a disposición de nuevas empresas suelo industrial desde donde realizar tareas de exportación a la Unión Europea. La posición de Melilla para las empresas, es privilegiada, dado que pueden comerciar con la UE sin arancel y sin problemas de cupo.

Para hacer frente a estos tres grandes objetivos y garantizar su viabilidad, los técnicos de la autoridad han previsto un presupuesto global de 300 millones de euros.

‘Queremos que la financiación sea mixta, un 30% de la misma corra a cargo del Puerto y otras administraciones públicas y el 70% restante, de socios privados’, indica Almazán.

Gran intercambiador de mercancías

La gran terminal de contenedores es el principal atractivo del proyecto de ampliación que tiene entre manos la Autoridad Portuaria. La situación geográfica de Melilla, cercana al Estrecho de Gibraltar, la conmina como un punto estratégico en el tráfico mundial de mercancías entre continentes.

‘La idea es que los buques procedentes de América utilicen el Puerto como intercambiador para dejar sus mercancías en lo que es un punto intermedio de destino y que otros mercantes distribuyan estos bienes por toda Europa’, indica Almazán. La relación también se haría a la inversa, con los mercantes procedentes del Mediterráneo y los que vienen de Asia, a través del Canal de Suez, que dejarían su carga en Melilla para luego ser trasvasada hacia América.

Las autoridades también esperan aportación de la UE. Ya se han comprometido 16 millones de euros en los próximos seis años para diferentes proyectos, con la condición de que se generen los ingresos suficientes como para financiar el 50% de las nuevas inversiones. Melilla pretende, así, acercarse en importancia a puertos de la zona y de mayor volumen como los de Algeciras, Cádiz y Ceuta.

Precisamente la cercanía con este país (frontera terrestre) supone un factor que ‘juega en contra’ del desarrollo futuro del puerto, según reconoce a Cinco Días José Luis Almazán director de la Autoridad Portuaria. Además, en 2010 entrará en vigor el desarme arancelario acordado entre Marruecos y España lo que amenaza aún más la viabilidad del puerto, que busca, como cualquier empresa, la rentabilidad económica.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.