La subida del precio del gasóleo no afectará a los vehículos pesados

La subida del precio del gasóleo no afectará a los vehículos pesados

El pasado sábado, 13 de junio, entró en vigor el Real Decreto Ley 8/2009, aprobado por el Gobierno en el Consejo de Ministros del día anterior por el cual se incrementa el impuesto sobre las gasolinas y gasóleo en 2’9 céntimos de euro por litro. Cabe destacar que esta medida no afectará a los vehículos pesados porque aunque tengan que adelantar el coste en la gasolinera, pero en virtud de las devoluciones del gasóleo profesional les será devuelto. En cambio, tal y como indica Fenadismer, afectará a 734.717 furgonetas y camiones ligeros.

La subida, tal y como anuncia Fenadismer en un comunicado, afecta de forma principal a los transportistas titulares de furgonetas y camiones ligeros de hasta 7’5 toneladas, los cuales tendrán que soportar íntegramente el aumento de dicho impuesto, pese a la “gravísima situación económica en que se encuentra inmerso el sector del transporte por carretera”.

Según datos oficiales facilitados por la Dirección General de Tráfico el parque total de vehículos de transporte afectados por dicha subida impositiva es de 734.717 furgonetas y camiones ligeros repartidos del siguiente modo: 456.758 vehículos de 1.000 y 1.499 kilogramos; 140.417 unidades de entre 1.500 y 2.999 kilos; 88.673 vehículos de entre 3.000 y 4.999 kilogramos y 48.869 vehículos de un peso estimado entre 5.000 y 6.000 kilogramos.

Profesional
Por ello, Fenadismer reitera la necesidad de que el Gobierno español establezca un gasóleo profesional para los transportistas titulares de furgonetas y camiones ligeros que en la actualidad no disfrutan de una fiscalidad específica aplicable al carburante profesional que consumen, lo que supone una verdadera discriminación frente a otros sectores económicos que sí disfrutan de bonificaciones o exenciones por el carburante utilizado.

El Consejo de Ministros celebrado el pasado viernes 12 de junio dio el visto bueno al Real Decreto Ley 8/2009 por el cual se incrementa el precio de la gasolina y gasóleo en 2, 9 céntimos de euros. La medida entró en vigor el pasado sábado, de ahí la reacción de las asociaciones de transportistas.

UPTA denuncia la situación para los autónomos
La Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA) exigió ayer al Gobierno que establezca un gasóleo profesional y una fiscalidad especial para los autónomos del transporte, tras conocer la decisión del pasado viernes del Gobierno de aprobar un Real Decreto que fija una subida de 2, 9 céntimos por litro de los hidrocarburos, que no afectará a los usos profesionales. Según UPTA,
600.000 de los afectados por esta nueva norma son vehículos de carga inferior a 3.000 kg, en su gran mayoría autónomos que no son beneficiarios del gasoil profesional. Desde UPTA se entiende que esta medida no deja de ser un problema más que se une “a la ya deteriorada situación económica que nuestro colectivo viene sufriendo en los últimos años y que una vez más son los autónomos transportistas los encargados de pagar los platos rotos”, señaló Eduardo Abad Sabarís, secretario Ejecutivo y Coordinador de la Mesa Nacional del Transporte de UPTA España. La asociación considera que se hace más que necesario en estos momentos que el Gobierno establezca un gasóleo profesional del que en la actualidad no disfruta este colectivo y de una fiscalidad especial aplicable al carburante profesional que consumen, “medidas éstas que nuestra organización viene denunciando en los últimos tiempos y que a nuestro juicio contribuirían a paliar la situación de discriminación frente a otros sectores que disfrutan de bonificaciones y exenciones”.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*