Bruselas apuesta por especializar a los puertos alejados de la red logística

Bruselas apuesta por especializar a los puertos alejados de la red logística

El pasado día 10 de octubre, el presidente de la Comisión Europea,
acompañado del comisario de Asuntos Marítimos, Joe Borg, presentaron sin
entrar en detalles el plan de acción de la nueva política marítima
comunitaria. En él, se incluyen como medidas la propuesta de ley sobre
política portuaria que presentará esta misma semana el comisario europeo
de Transportes, Jacques Barrot.

Entre las medidas contempladas en esta propuesta se recoge la
especialización de aquellos puertos que no juegan un papel determinante
en la red logística europea.

Según el documento del plan de acción, “los puertos y las ciudades
portuarias forman parte de una amplia cadena logística a nivel mundial”.
Sin embargo, la Comisión Europea reconoce que el desarrollo de estos
enclaves estratégicos para el crecimiento económico de Europa, depende
de las infraestructuras. “Los puertos y las ciudades se enfrentan a
graves problemas de crecimiento debido, entre otros motivos, a la
carencia de conexiones interiores, unos niveles de calidad de los
servicios inadecuados, cuellos de botella a nivel administrativo e
importantes carencias en la adaptación de nuevos modos de organización
de las cadenas de transporte”.

Europa es consciente de que muchos de sus enclaves portuarios han
reaccionado tarde al crecimiento del tráfico marítimo a nivel mundial.
Esta situación corre el riesgo de colapsar muchos de los grandes puertos
europeos en un breve espacio de tiempo. Por ese motivo, Europa muestra
sus inquietudes ante la gran incertidumbre sobre el crecimiento de su
red portuaria. “Es necesario que puertos y ciudades se adapten y
expandan sus capacidades al mismo tiempo”. Bruselas es consciente que
este paso es, a la vez, un reto y una gran oportunidad para el futuro
crecimiento del comercio en Europa.

Por otro lado, el plan de acción presentado por el Ejecutivo comunitario, aunque incluye un amplio paquete de medidas que afectan no sólo al empleo sino también al tejido empresarial vinculado a las actividades marítimas, descarta definitivamente tres iniciativas propuestas en el planteamiento de la nueva política marítima hace algo más de un año. No habrá ni pabellón de buques europeo, ni un cuerpo de guardacostas a nivel comunitario ni, tampoco, una Agencia Europea de
Asuntos Marítimos. La propia Comisión considera que “es mejor dejar las
cosas como están”. En este sentido, José Manuel Barroso reconoció la
semana pasada que existen fuertes discrepancias sobre estos temas y una
gran división de opiniones. Por el contario, opta por una tímida
política de cooperación y coordinación a escala comunitaria.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.