SNCF defiende que el transporte ferroviario de carga sí es viable en Europa

SNCF defiende que el transporte ferroviario de carga sí es viable en Europa

El director de Mercancías del Sudeste Francés de la SNCF (Ferrocarriles Franceses), Jean Rouche, manifestó ayer que la respuesta a la viabilidad o no del transporte de mercancías en Europa depende de una “respuesta política”. Rouche realizó estas declaraciones en el transcurso de la conferencia sobre el transporte de mercancías por ferrocarril ¿utopía o realidad?, celebrada ayer en el marco de las Jornadas Técnicas sobre Sostenibilidad y Desarrollo Tecnológico del Ferrocarril en el Horizonte 2020, incluidas en el primer Salón Internacional de la Industria Ferroviaria BcnRail. Para Rouche, “la cuota de mercado del transporte ferroviario  no ha cesado de disminuir en los últimos 20 años”. Las razones aducidas para este decrecimiento sostenido y constante hay que buscarlas, según Rouche, en la falta de infraestructuras modernas, una reglamentación laboral distinta a otros modos de transporte, adobada por una falta de armonización social, y a la dificultad de las empresas y operadores “históricos” en responder a la evolución del mercado sin dejar de tener una mentalidad monopolista, para competir internacionalmente en costes, calidad de información o tiempos, entre otros.

Para el responsable de transportes de mercancías de la zona Languedor-Roussillon de la SNCF, esta tendencia decreciente en cuanto a la pérdida de cuota de mercado del transporte ferroviario puede ser reversible. Para ello puso como ejemplo la estrategia de reconversión del flete de transporte de mercancías llevado a cabo durante los últimos años por la SNCF. Tomando como referencia el concepto de Alto Flujo Ferroviario, la compañía francesa afrontó el cambio en su sistema de transporte de mercancías por ferrocarril asumiendo mejoras sustanciales en la calidad de los servicios que ofrecía a sus clientes, así como la verticalización industrial del flete (utilizando sus propios conductores y material rodante), concentrando medios sobre los flujos de transporte masificados -los grandes centros industriales, agrícolas y los puertos-, e integrándose en la oferta logística europea, entre otras acciones. De igual modo, la compañía puso en marcha la técnica del vagón aislado para pequeños envíos entre empresas en tres hubs de alto tráfico, como son el de París, Metz y Lyon. Este sistema ha dado buenos resultados, por lo que se han creado 40 plataformas más en todo el territorio francés. Para Rouche, los resultado de estas acciones están siendo muy esperanzadores ya que en 2007 se produjo un incremento del transporte de mercancías del3, 5%, “el primero en siete años”.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.