El puerto de Barcelona apuesta por nuevos puertos secos en el sur de Francia

El puerto de Barcelona apuesta por nuevos puertos secos en el sur de Francia

“Cilsa -empresa gestora de la Zona d’Activitats Logístiques (ZAL) del enclave barcelonés- ya ha tomado posición en Toulouse para desarrollar una plataforma logística y está estudiando nuevas posiciones estratégicas para reforzar el eje francés”, afirmó Jordi Valls, presidente del la Autoridad Portuaria de Barcelona (APB). Con estos nuevos puertos secos en la región del sudeste francés, se quiere garantizar su conexión con el resto del continente europeo.
Valls hizo estas declaraciones en el marco de la visita del presidente de la región francesa de Midi-Pyrénées, Martin Malvy, que encabeza una delegación de agentes políticos, económicos y culturales que estará de visita institucional en Catalunya hasta el próximo 13 de julio. En la comitiva destacaba, entre otros organismos, la presencia de representantes de la Cámara de Comercio de Toulose.
TRES EJES DE CRECIMIENTO
El presidente del puerto destacó la estrecha relación de Barcelona con esta región como elemento estratégico para su futuro crecimiento y para la expansión de su hinterland. Valls explicó que la estrategia de expansión del enclave que preside se basa en tres ejes: el atlántico con Zaragoza-Madrid-Lisboa; el mediterráneo, que atraviesa todo la ribera española de este mar, y el europeo que pasa por Perpinyà-Toulouse y Lyón hasta Alemania y el centro del Viejo Continente. A esta estrategia hay que añadir las líneas de short sea shipping con destino al norte de África y a los puertos italianos.
“En la actualidad el crecimiento comerciales se produce en el ámbito intercontinental, por lo que los puertos y aeropuertos son esenciales como plataformas de envío y recepción de las mercancías”, indicó Valls. Con todo, también dio importancia del desarrollo de las conexiones terrestres, especialmente las ferroviarias con ancho europeo. Éstas garantizarán el enlace directo con el resto del continente, un mercado que dará salida a los tráficos de Barcelona que en 2016 se prevé que lleguen a los 130 millones de toneladas.
LA IMPORTANCIA DE BARCELONA
“Somos conscientes de la importancia del puerto de Barcelona para el crecimiento y desarrollo de nuestra economía. Forma parte de la fachada marítima por donde entran los tráficos procedentes del mercado asiático que atraviesa el Canal de Suez y todo el Mediterráneo”, indicó Malvy quien añade que la instalación catalana es enormemente competitiva. El encuentro sirvió para reafirmar la estrecha relación entre ambas regiones que existe ya en el presente y sobre todo de cara al futuro cuando finalice la ampliación del enclave catalana. Tras la sesión de trabajo en la sede de APB, la delegación de la región francesa ha recorrido, por vía marítima, las instalaciones portuarias y la sede de Cilsa.
VÍNCULOS CON CATALUNYA
El de ayer fue sólo el primer acto de una visita que Malvy y su comitiva realizan para reforzar los vínculos existentes entre la región que reside y Catalunya. Hasta el día 14 de julio está previsto que se produzcan diferentes encuentros entre el presidente y diferentes representantes de las instituciones y la sociedad civil catalana. Hoy jueves se reunirá con el alcalde de Barcelona Jordi Hereu, y mañana viernes con el presidente de la Generalitat, José Montilla. Estas jornadas se cerrarán con la tradicional fiesta nacional francesa del 14 de julio, organizada por el Consolat al Lycée Français de Barcelona, celebración que se centrará esta vez en la región de Midi-Pyrénées.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.